Gobierno de Ecuador lamenta restricción de visados a personal de la CPI

Ecuador lamentó este jueves la decisión de Estados Unidos de imponer restricciones de visados a personal de la Corte Penal Internacional (CPI) y reiteró su «firme apoyo al importante trabajo» que realiza el tribunal con sede en La Haya.

Un comunicado de la Cancillería señaló que en cumplimiento de los objetivos y principios del Estatuto de Roma, la CPI constituye el único órgano internacional permanente e independiente facultado para ejercer su jurisdicción respecto de los crímenes más graves de trascendencia internacional.

Estas funciones constituyen un elemento indispensable para mantener la paz y seguridad a nivel mundial, señala la nota oficial.

Ecuador recordó que en la «Declaración de Quito sobre el Vigésimo Aniversario de la Adopción del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional», emitida el pasado 8 de junio, varios países suramericanos reiteraron el compromiso de la región con el Estatuto de Roma, su apoyo para lograr la universalidad del referido instrumento y mejorar el funcionamiento de la Corte.

El pasado viernes, el Secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, anunció que prohibirá los visados de entrada al país de cualquier persona de la CPI que esté implicada en la investigación de las violaciones de derechos humanos de estadounidenses en Afganistán o en otros lugares.

«Estoy anunciando una política de restricciones de visados a EE.UU. para aquellos individuos directamente responsables de cualquier investigación de personal estadounidense», dijo Pompeo en una rueda de prensa en Washington.

El secretario de Estado remarcó la «determinación» del Gobierno del presidente Donald Trump para «proteger a los militares estadounidenses y aliados, así como al personal civil de vivir con el temor de una investigación injusta por acciones tomadas para defender nuestra gran nación», según indicó.

Pompeo acusó a la CPI de estar «atacando el Estado de derecho de EE.UU.».

La Fiscalía de la Corte Penal Internacional pidió a finales de 2017 abrir una investigación en Afganistán por supuestos crímenes de guerra y lesa humanidad a manos de talibanes, autoridades de país y tropas estadounidenses, pero los jueces aún no han resuelto si deben autorizarla o rechazarla.

En un discurso ante la ONU el pasado año, Trump rechazó la «legitimidad y autoridad» de la CPI, por considerar que se extralimita en sus decisiones y vulnera la soberanía de su país, que nunca ha sido miembro de la Corte, fundada en 1998. EFE