Manabitas tendrán un espacio para hablar sobre problemática educativa y posibles cambios

La venta y consumo de drogas, violencia, abuso sexual a menores y el bullying, son realidades que se viven en los centros educativos del país. La Comisión de Educación está enfocada en dar respuestas prácticas y efectivas a la problemática dentro del proyecto de reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural.

El informe para primer debate está listo para conocimiento del Pleno de la Asamblea Nacional, tema que es parte de la Agenda Legislativa Priorizada, consensuada por la presidenta Elizabeth Cabezas con las bancadas.

La reforma se sustenta en el Objetivo 4 de Desarrollo Sostenible (ODS) que garantiza educación inclusiva, equitativa y de calidad, promueve oportunidades de aprendizaje durante toda la vida, y desarrolla temas como: mecanismos de protección de derechos, fomento de cultura de paz basada en el diálogo para resolución de conflictos; no violencia y corresponsabilidad en las instituciones educativas.

También habla de la inclusión educativa generando opciones de acceso a personas con discapacidad, escolaridad inconclusa, rezago escolar y mecanismos de erradicación del analfabetismo; calidad y pertinencia de procesos pedagógicos; articulación interinstitucional y de los sistemas desde la primera infancia hasta la educación superior; formación y capacitación docente; reformas al modelo de evaluación; desarrollo de capacidades y competencias pertinentes a través de modificaciones en el bachillerato; procesos eficientes de re-categorización y mejoramiento en el escalafón, entre otros.

Diálogo ciudadano

El contenido y alcances de estos cambios serán expuestos y discutidos en territorio. Las primeras jornadas de diálogo y socialización se realizarán con la población manabita el próximo lunes 28 de enero, en las universidades Técnica y Eloy Alfaro, a las 10h00 y 15h30, respectivamente.

A criterio del legislador Jimmy Candell, vocal de la comisión, la propuesta trata de definir acciones de coordinación entre las instancias del Ejecutivo, el sector privado y la sociedad para combatir especialmente las drogas, reducir los índices de consumo y poner freno al microtráfico.

Considera que es fundamental el apoyo de organismos internacionales, que tienen experiencia en la implementación de planes de prevención para crear conciencia y cultura colectiva frente a los atentados a menores, la situación de estupefacientes, la violencia, etc.

A la Asamblea le corresponde, en el ámbito del control político, asumir un compromiso de seguimiento permanente al cumplimiento y aplicación de normativas, dice.

Fuente: Asamblea