Guacho no tenía el ADN de su padre; sí coincidió su hija

Walter Patricio Arízala Vernaza, alias Guacho, no descansa en paz, ni lo hará por largo rato, pese a que ya la Fiscalía de Colombia lo ha declarado muerto en diciembre pasado y presentando su cuerpo.

El ecuatoriano, disidente de las FARC y señalado como líder de un grupo narcoviolento que operaba en Colombia y es acusado de provocar atentados en la frontera norte de Ecuador y de secuestrar al equipo periodístico del diario El Comercio y de otros dos ecuatorianos, sigue generando noticia.

Esta vez, la Fiscalía colombiana informó que la persona que se acercó a reclamar su cuerpo, aduciendo ser su padre, no sería su papá biológico según los análisis.

Medios colombianos dieron a conocer ayer que esa novedad la hizo pública el fiscal general de ese país, Néstor Humberto Martínez. “Inicialmente, a una persona en la región que se reconoce como padre de Guacho llegó a Bogotá, a él se le tomaron las muestras correspondientes y los datos preliminares indicarían que no hay compatibilidad en el ADN de Guacho y quien sería el padre de Guacho”, señaló Martínez, según detalla RCN Radio.

Martínez agregó: “Eso nos ha llevado a tomar ADN de una de sus presuntas hijas. Preliminarmente el ADN es compatible, lo que nos permitiría haber identificado un familiar y estamos esperando que con las pruebas que se hicieron el día de ayer en Tumaco, a más tardar el día de mañana podamos verificar que la madre de Guacho, quien vive en Ecuador y fue hasta Tumaco, lo sea”.

El 21 de diciembre de 2018, las autoridades colombianas, con el presidente Iván Duque a la cabeza, dieron a conocer el éxito de la Operación David, en la que se dio muerte a Guacho. Desde entonces, el c​uerpo del hombre señalado como el proveedor de droga de los carteles mexicanos desde Tumaco y otras zonas de Nariño, sur de Colombia, sigue en Bogotá.