Presidente de la República dialogó con representantes de iglesias y comunidades de fe

El presidente de la República, Lenín Moreno, recibió este martes a representantes de iglesias y comunidades de fe, debidamente registradas ante el Estado ecuatoriano. La cita tuvo lugar en el Palacio de Gobierno, a donde acudieron los líderes de los distintos credos para dialogar con el Primer Mandatario sobre educación.
Los delegados de las 13 confesiones religiosas oficiales del país dialogaron con el Jefe de Estado sobre formación y educación y expusieron sus inquietudes respecto a educación y formación, en virtud del aporte que en este ámbito brindan las instituciones religiosas, en beneficio de la sociedad.
El arzobispo de Quito, monseñor Fausto Trávez, informo que entregaron una carta donde expusieron sus inquietudes en estos ámbitos, especialmente en la búsqueda de consensos sobre la Ley Orgánica de Educación Intercultural Bilingüe que se tramita en la Asamblea Nacional.
El prelado se mostró satisfecho por el encuentro con el Presidente Moreno: “Se alegró que nos estemos reuniendo y apoya todo lo que nosotros pensamos”. Asimismo, comentó que le manifestaron el respaldo a su gestión y reconocieron la apertura al diálogo.
Por su parte, Pablo Ponce de la Confraternidad Evangélica Ecuatoriana, resaltó que fruto de las conversaciones, el Mandatario delegó al Ministro de Educación, Marcelo Jaramillo, y a su asesora Rosángela Adoum como interlocutores para viabilizar sus requerimientos. Y destacó como un “hecho histórico” que los líderes religiosos se agrupen en torno a un solo proyecto en favor de la sociedad. “El mensaje de unidad que damos como religiones es único y queremos seguir en esa misma línea”, indicó.
“Tenemos un objetivo común, y, -de la misma manera- queremos dar el apoyo a nuestro Presidente. Todos queremos tener un Ecuador fuerte, próspero. Tenemos que trabajar por el mismo fin y para el efecto es necesaria la educación”, expresó el rabino Nik Koren, presidente de la Comunidad Judía.
En tanto, el imán Juan Suquillo, representante de la comunidad musulmana-ecuatoriana, consideró que el encuentro fue positivo. “Es la primera vez que, en más de 188 años de vida republicana, un Primer Mandatario da cabida a un grupo interreligioso unido bajo una misma nacionalidad, con diferente prisma”, sostuvo. Y añadió que esta es una muestra de cómo debe trabajar el país en su conjunto, deponiendo posiciones.