Asilo de Julian Assange «está cambiando y es peligroso», alerta vocero de WikiLeaks

El embajador de WikiLeaks, Joseph Farrel, se refirió a la situación de Julian Assange en la Embajada de Ecuador en Londres desde que Lenin Moreno es presidente. «No tiene los derechos básicos que tiene la gente que está en la cárcel. El asilo está cambiando y es peligroso», afirmó Farrel en diálogo con #LaGarcía desde Londres.

El fundador de WikiLeaks permanece en la embajada ecuatoriana desde 2012 cuando el presidente Rafael Correa le otorgó asilo diplomático. Sin embargo desde hace unos meses, la situación fue empeorando. Ya no puede recibir visitas, no tiene acceso a Internet ni a ninguna comunicación con sus allegados. “Hasta hace un tiempo Julián hacía charlas por videoconferencias pero desde hace poco no tiene comunicación con el mundo. El gobierno británico no deja que salga para ir al médico. Puede recibir médicos pero tiene un problema en su hombro que debe ser tratado con máquinas. Habíamos pedido un salvoconducto para ir al hospital y nos dijeron que podíamos ir pero sin darnos el salvoconducto. Si sale, lo van a arrestar”, dijo Farrell.

“No tiene los derechos básicos que tiene la gente que está en la cárcel. Los presos tienen derecho a una hora afuera por día y derecho a ir al médico, Julian no. Es fatal, es muy grave. Eso no se puede hacer; le das el asilo y luego lo cortas porque estabas haciendo lo que siempre hacías”, detalló.

El expresidente de Ecuador Rafael Correa también se refirió a esta situación y la calificó como “tortura” y “una clara violación de sus derechos” “Una vez que le damos asilo a alguien, somos responsables de su seguridad y de garantizar condiciones de vida humanas”, afirmó Correa ayer en una entrevista con el portal estadounidense The Intercept.

Joseph Farrell comentó que si bien Assange está fuerte psicológicamente, nota un debilitamiento corporal: “Mentalmente está muy bien, no he visto ningún cambio. Es una persona que está siempre en el mismo lugar, que no tiene un espacio afuera, sin una hora bajo el sol. Pero se nota el deterioro físico, por ejemplo en los ojos. Cuando nosotros miramos por la calle, miramos distancias pero él no”.

Assange no es el único perseguido por el gobierno de Estados Unidos por filtrar información. “Yo soy un objetivo del FBI”, le cuenta Farrell a #La García. “Hay personas del equipo de WikiLeaks que no dan a conocer su identidad. Hay personas que yo no conozco y es mejor porque soy un objetivo del FBI. Desde el 2010 me investiga. ¿Cómo se vive? Hay que estar atento a los lugares a donde vas”, cuenta.

Con respecto al rol de los medios hegemónicos y la cobertura que hacen de este caso, Farrell afirmó que tienen un rol preponderante para invisibilizar esta situación: “En Europa no tienen idea de que se puede tener un disidente del oeste que sea hombre, blanco. No entra en la mente. Eso es lo que genera la prensa. Si fuese él en otro país como Irán, Rusia o China todo el mundo estaría enfadadísimo”, explicó.

“Todo el mundo en la prensa masiva dice que tenemos que ser independiente y neutrales. Con los datos, con hechos, no tienes que ser independiente. Con los hechos ¿Qué más da la independencia?”, reflexiona Farrell.

“Nunca les des a ellos un momento de descanso”, es la frase de Assange que Farrell hace propia. “Después de luchar tantos años, hay que seguir. Hay que seguir y sobrevivir. Es lo que ha hecho Julian aunque las cosas no son tan fáciles”.

 

Fuente: ecuadorinmediato.com