A finales de enero de 2018 estaría listo borrador de reforma a COOTAD

A finales de enero del 2018 estaría listo el borrador del Código de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD), así lo acordaron representantes de autoridades locales con la Comisión de Gobiernos Autónomos de la Asamblea Nacional. El presidente de la Asociación de Municipalidades de Manabí, Fernando Cedeño, indicó que su principal preocupación es normar lo atinente al transporte comunitario (solidario), que está presente, sobre todo, en las poblaciones rurales y que, por diversas circunstancias, no pueden adaptarse al sistema convencional, «porque la realidad es absolutamente distinta a lo que se vive en lo urbano».

Dentro de las exposiciones explicaron que es necesaria la superposición de competencias que aún se mantiene en determinados segmentos, por ejemplo, las autorizaciones que deben entregar las municipalidades respecto del uso de suelo. Esto ocurre con actividades como la producción camaronera en agua dulce.

Los representantes de algunos barrios de Portoviejo solicitaron que se tomen en cuenta las secuelas del terremoto del 16 de abril de 2016, porque pese a la ayuda nacional e internacional, todavía hay sectores a los cuales no les ha llegado ni siquiera una botella con agua.

Dentro de las leyes para el desarrollo, el asambleísta Guillermo Celi recordó que el compromiso de la Asamblea Nacional es generar leyes que contribuyan con el desarrollo del país, particularmente de las provincias de Manabí y Esmeraldas, afectadas por el terremoto. Enfatizó que se buscan leyes que puedan recoger el espíritu del pueblo manabita para sobreponerse de las adversidades y seguir adelante.

El asambleísta Montgómery Sánchez, presidente de la Comisión de Gobiernos Autónomos, recordó que los insumos entregados en estas jornadas y otros que puedan ser enviados al Legislativo serán analizados por los equipos técnicos a fin de elaborar una propuesta reformatoria al COOTAD para que refleje las reales aspiraciones de la ciudadanía. (JPM)

Fuente: El Telégrafo