Gabriela Rivadeneira: Denuncia de 12 TBI no alejará inversión extranjera

La presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, destacó que finalmente se haya logrado cumplir una de las metas más emblemáticas en torno a la recuperación de la soberanía ecuatoriana: la denuncia de 12 Tratados Bilaterales de Inversión (TBI), aprobados hace más de 10 años y en condiciones muy adversas para el país. Hizo énfasis en que dicha denuncia no alejará la inversión extranjera y no significa la ruptura de las relaciones diplomáticas y comerciales con ningún país sino un proceso de renegociación bajo las normas constitucionales vigentes.

Explicó que estos tratados muchas veces fueron calificados para favorecer a empresas privadas extranjeras y trasnacionales, sin cumplir los debidos procedimientos y sin que garanticen la soberanía ecuatoriana y la protección de la inversión nacional.

En ese marco, dio a conocer la lista de TBI firmados por el Ecuador desde el periodo de gobierno de José María Velasco Ibarra, en cuya administración se aprobó en 1969 el tratado con Suiza; en 1985 con Uruguay bajo la administración de León Febres Cordero; en 1992 con Egipto en el gobierno de Rodrigo Borja; con Estados Unidos, Chile, Venezuela, Paraguay, Argentina, China, Gran Bretaña, El Salvador, Francia, Bolivia, Panamá, Alemania, Rumanía, Rusia, Canadá y España con Sixto Durán Ballén como presidente; con Cuba y República Dominicana en la presidencia de Fabián Alarcón; con los Países Bajos y Perú en el gobierno de Jamil Mahuad; y, con Nicaragua, Honduras, Suecia, Italia, Finlandia, Costa Rica y Guatemala con Gustavo Noboa como Primer Mandatario.

La titular del Legislativo resaltó que el presidente de la República, Rafael Correa, haya conformado la Comisión para la Auditoría Integral Ciudadana de los Tratados de Protección Recíproca de Inversiones y del Sistema de Arbitraje Internacional en Materia de Inversiones (Caitisa) para que realice una evaluación de dichos tratados, analizar si promovieron un desarrollo económico y productivo y si respetaron la soberanía y las políticas constitucionales de Ecuador.

“Ecuador ha sido el único país en el mundo en generar un consejo ciudadano de evaluación para demostrar absoluta transparencia en todo el proceso de denuncia de los TBI”, puntualizó Rivadeneira, que agregó que la denuncia de 12 tratados -de los 30 que han sido suscritos- fue realizada porque no son compatibles con la nueva Constitución del Ecuador y con las leyes que de ella se derivan.

Los 12 TBI denunciados son los que fueron aprobados con China, Chile, Venezuela, Países Bajos, Suiza, Canadá, Argentina, Estados Unidos, España, Perú, Bolivia e Italia.

Finalmente, detalló los principales montos que Ecuador ha tenido que enfrentar o ha pagado por estos TBI, según un informe de Caitisa: por demandas de inversiones contra el Estado 21.200 millones de dólares (cerca de 30 denuncias que se encuentran en juicios y laudos internacionales); pagos hechos por el Estado 1.498 millones de dólares de los cuales 1.342 millones fueron pagados a inversionistas, entre los que figuran compañías como Oxy y Chevron-Texaco.

“De las denuncias que tenemos como Estado ecuatoriano, que son cerca de 30, 17 son realizadas amparadas en los TBI firmados con Estados Unidos”, sostuvo Rivadeneira. Añadió que únicamente el 0,76% de inversiones llegaban amparadas con estos tratados por lo que “se rompe ese argumento que muchos han usado estos últimos días de que los TBI atraían inversión y al haberlos denunciado vamos a alejar las inversiones extranjeras”.

Entrega de casas a afectados por el terremoto del 16 de abril de 2016

La presidenta Rivadeneira se mostró muy contenta por la entrega de 25 casas a habitantes de la ciudad de Jama, afectados por el trágico terremoto que afectó las provincias de Manabí y Esmeraldas.

Dicho evento se realizó el pasado domingo 7 de mayo y Rivadeneira destacó que fue muy emotivo, lleno de lágrimas de recuerdo por quienes se marcharon aquel día de la tragedia y, también, por el inicio de una nueva etapa de vida de los beneficiarios.

Precisó que ante la devastación que dejó ese fenómeno, las autoridades y empleados de la Asamblea Nacional sintieron la urgencia de responder con acciones inmediatas “porque más allá del socorro de las primeras semanas, íbamos a necesitar reconstruir hogares y reconstruir sueños también”.

En ese sentido, recordó como nació la iniciativa legislativa denominada “Ayudatón por la Reconstrucción”, que contó con el apoyo de reconocidos artistas ecuatorianos que compartieron su música en la radio de la Asamblea Nacional en un programa que duró dos días y a través del cual se recaudó más de medio millón de dólares entre donaciones en efectivo y de distintos materiales de construcción.

Asimismo, agradeció al alcalde de Jama, Ángel Rojas, que hizo la donación de los terrenos donde se construyeron las casas y a todos los asambleístas y servidores legislativos que sumaron su esfuerzo para ayudar y reconfortar, en la medida de lo posible, a sus hermanos ecuatorianos. La construcción de las viviendas fue gestionada a través de la empresa pública “Manabí Construye”.

Construcción del Complejo Legislativo

Rivadeneira resaltó que la construcción del Complejo Legislativo ha sido un proyecto que ha avanzado de manera constante durante los últimos cuatro años, cumpliéndose dos de tres fases previstas.

Explicó que la construcción del edificio, que es la tercera fase, queda pendiente por la optimización de recursos. Cabe recalcar que los estudios finales fueron recibidos en diciembre de 2015 y señalaban la necesidad de 30 millones de dólares para su financiamiento. Sin embargo, pocos meses después las provincias de Manabí y Esmeraldas, principalmente, fueron destruidas por el terremoto del 16 de abril de 2016.

“Obviamente para nosotros lo que era importante dejó de ser urgente frente a la necesidad de la inversión en esos territorios. Fue ahí cuando el Consejo de Administración Legislativa (CAL) decidió suspender la continuación del inicio de la construcción del edificio hasta que mejore la situación económica del país”, mencionó Rivadeneira.

Sin embargo, preponderó la apertura al público de la ‘Plaza de la Palabra’, un espacio público para el uso de los ciudadanos en los exteriores de la Asamblea Nacional, conjuntamente con la reconstrucción de la calle Piedrahita y pasos peatonales que unen los parques de El Ejido y la Alameda, durante la emisión del último programa “Contigo de Ley”, el número 94, que fue creado hace más de dos años tras la iniciativa de la Presidenta del Legislativo para acercar la Asamblea Nacional a las ecuatorianas y ecuatorianos e informarles del trabajo realizado por esta Función del Estado. /Asamblea