Presidente invita a los estudiantes a ser parte de la transformación que vive el país

Quevedo (Ecuador).- Con la presencia de estudiantes, profesores y padres de familia, el Presidente Rafael Correa inauguró el período lectivo Ciclo Costa 2015 desde la Unidad Educativa Nicolás Infante Diaz, en la ciudad de Quevedo.

Con un emotivo discurso en el que invitó a los estudiantes a ser parte de la transformación de la sociedad, a través de la educación, el primer Mandatario reiteró a niñas, niños y jóvenes que su principal deber con la Patria es estudiar con excelencia y responsabilidad.

En ese contexto, destacó la gran inversión realizada en educación, con la cual se ha podido entregar unidades educativas modernas y funcionales para la comunidad educativa.

Sin embargo, precisó que el país requiere de 900 Unidades Educativas del Milenio, para las mismas que se necesita una inversión de 4500 millones de dólares. Hasta 2017 se tendrán listas 300.

El Jefe de Gobierno recordó que en estas unidades educativas se invierte el dinero del Estado, lo que para la oposición significa “mal gastar” los recursos públicos.

“Seguiremos derrochando en educación (…) como algunos llaman al inmenso esfuerzo a lo que se debió hacer hace décadas. Nadie espera aplausos, pero tampoco tanta manipulación”, expresó el Mandatario.

Además, explicó que el Ejecutivo solicitó a la Asamblea Nacional se elimine el subsidio del 40% para las pensiones jubilares del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), mientras haya superávit, como en este año.

El Presidente indicó que durante los últimos 8 años, el Gobierno ha dado anualmente una subvención de 1.100 millones, con la cual se pudo haber construido las 900 Unidades Educativas que se necesitan, además de haber repotenciado otras escuelas y colegios.

En ese sentido, ante las críticas por parte de la oposición de que supuestamente se va a dejar sin pensión jubilar a los adultos mayores, recordó que el sistema de pensiones jubilares del IESS tiene disponibilidad de fondos por los próximos 23 años.

Pese al complicado año económico que vive el país, el Presidente Correa anunció que a finales de año se iniciará la construcción de 100 unidades educativas provisionales, compuestas con aulas desmontables, con lo que se busca que quede en el pasado las escuelas de caña con piso de tierra.

Durante su alocución, el primer Mandatario recordó que en el pasado los padres debían “contribuir” de manera obligatoria con $25 por cada estudiante que ingresaba a un colegio público. Sin embargo, manifestó que actualmente los estudiantes, además de contar con educación gratuita, reciben textos escolares y uniformes. Este año, cerca de 2 millones de alumnos se beneficiaron con libros gratuitos, previo al inicio de clases.

“La base de esa democracia, de esa libertad y de esos derechos es la educación pública de excelente calidad y gratuita”, puntualizó el Jefe de Estado, quien invitó a los niños y jóvenes a sacar el mayor provecho a su etapa estudiantil y a ser parte de la transformación que vive el Ecuador. LI/El Ciudadano