DestacadoPolítica

Galo Lara ya se encuentra en la cárcel de Latacunga

Latacunga (Ecuador).- El exasambleísta Galo Lara, sentenciado a 10 años de prisión por complicidad en el triple asesinato en Quinsaloma, fue extraditado desde Panamá a Ecuador y esta noche llegó a la cárcel de Latacunga como estaba previsto. Su arribo se produjo alrededor de las 17:00 en un avión policial al aeropuerto Mariscal Sucre, en Tababela para de ahí ser trasladado.

Lara llegó en medio de un fuerte contingente policial a Cotopaxi e ingresó al Centro de Rehabilitación Social (CRS) de la provincia por la parte inferior del mismo. Aunque no se permitió el ingreso de los medios de comunicación, tras las rejillas de la prisión se visibilizó a un individuo con ropa color tomate, que se bajo de un vehículo SZ.

Minutos después de la llegada del individuo, se escuchó una bulla inusual por parte de las Personas Privadas de la Libertad (PPL) del CRS.

En la tarde, una fuente del Ministerio del Interior señaló que por «problemas de clima» el avión aterrizó en Quito y no en Latacunga. Además se había indicado que Lara sería llevado a la Cárcel 4 (El Condado) pero esto no se dio.

El exlegislador fue sometido a exámenes médicos y luego los trámites legales en migración de Panamá, antes de ser trasladado a territorio ecuatoriano.

El proceso de extradición se llevó a cabo, luego de que en agosto de este año el gobierno de Panamá declarara ‘procedente’ la solicitud realizada por Ecuador, basando su decisión en un fallo de la Corte Suprema de Justicia del país centroamericano.

La Cancillería de Panamá, a través de un comunicado, explicó los motivos para conceder la extradicción de Lara Yépez. El texto afirma que se da la deportación una vez que se rechazó el incidente de objeciones que presentó la defensa del procesado¸ además de un profundo análisis del caso.

En el documento consta que el Estado panameño cuenta con la garantía proporcionada por la Corte Nacional de Justicia del Ecuador (CNJ), en el sentido de que el ciudadano Lara Yépez “no será sometido a desaparición forzada, a torturas, ni tratos crueles, inhumanos o degradantes, acciones todas proscritas de la legislación ecuatoriana; tampoco será juzgado ni condenado por un hecho anterior diverso del que motiva la presente solicitud, con ellos respetando el principio de especialidad ni será entregada a otro Estado”.

En rueda de prensa desarrollada esta tarde, en la ciudad de Riobamba (Chimborazo), el fiscal Galo Chiriboga señaló que se evidenció que el proceso no se relaciona a una persecusión política.

«Esto no tiene nada de político. No solo lo dice la República del Ecuador, lo ha reconocido Panamá», apuntó Chiriboga e informó que fue la primera vez en la historia de ese país que se revocó un asilo territorial.

«Cuando el Estado ecuatoriano demostró que no se trataba de una persecusión, la república de Panamá tuvo la endereza de revocar un asilo», señáló.

El titular de la Fiscalía recordó que ahora hay que esperar que las autoridades pongan en conocimiento de los jueces, para que ellos decidan en dónde será ubicado para cumplir su condena.

Añadió que el sistema carcelario ecuatoriano garantizará la vida del procesado, así como sus derechos humanos.

En 2013, las autoridades panameñas concedieron el asilo a Lara, pero se lo revocó el pasado 19 de mayo, tras recibir documentación remitida por Ecuador en la que se presentaron elementos procesales que demostraron la existencia de «delitos comunes».

La sentencia de 10 años de prisión quedó en firme, luego de que la Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) notificó, por escrito, la declaración de abandono de los recursos de casación interpuestos por el exasambleísta Galo Lara y Carolina Llanos, el 5 y el 12 de noviembre de 2013.

Lara fue acusado en calidad de cómplice por el asesinato de Carlos Humberto LLanos, su cónyuge y el hijo de estos, de 3 años de edad, ocurrido el 4 de agosto de 2011, en la localidad de Quinsaloma, provincia de Los Ríos, a cargo de un grupo de hombres que habrían sido contratados por Carolina Llanos, conviviente del exasambleísta.

En este caso, Carolina Llanos fue sentenciada a 20 años de reclusión, en calidad de autora intelectual. La misma pena se impuso a Juan Fernando Rodríguez, José Manuel Sánchez y Eduardo Martínez, por su participación como autores materiales del delito.

Reacción de la familia de las víctimas

Flavio Llanos, hermano de Carlos Llanos, una de las 3 víctimas, recibió con beneplácito la noticia y aseguró que es un acierto de la justicia ecuatoriana traer a Lara para que cumpla su condena.

«Tiene que cumplir los 10 años de cárcel que se merece, porque dejó en la orfandad a 2 niñas. Eso no se puede perdonar», detalló.

Llanos recordó que no solo se debe reconocer una reparación económica para las menores de edad, sino que además se tiene que reparar por la vivienda y el vehículo que fueron incendiados luego de asesinar a los miembros de esta familia.

El hermano del fallecido reconoció que ahora que conocen que Lara se encuentra en el país hablarán con la abogada para presionar por el proceso de indemnización.

Llanos añadió que todavía siguen recibiendo amenazas a través llamadas anónimas, pero eso no les impedirá continuar el trámite legal.  «Queremos llegar hasta el final, que se quede en las rejas, porque no hay que dejar que hombres como ese señor sigan afuera en la calle», manifestó el familiar.

Fuente: Diario El Telégrafo

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar