Policía Ecuador remueve presuntas cargas explosivas de torre eléctrica

Quito.- La Policía ecuatoriana «neutralizó y removió» presuntas cargas explosivas de una torre eléctrica, ubicada en la provincia costera de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, informó hoy la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom).

La torre de electricidad de la que se retiró el material está situada en el circuito La Marujita, en el cantón Quinindé, apuntó al señalar que miembros del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) de la Policía, realizaron un barrido por el perímetro de la torre, con la finalidad de asegurar la zona.

En un escrito, la Secom indicó que el caso en Esmeraldas no tiene relación con otro ocurrido hoy mismo en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, donde la Policía efectuó una explosión controlada en un automóvil ante la amenaza de la posible existencia de una bomba.

Sobre ese caso la Secom detalló que se trató de «una práctica controlada que permite al equipo especializado verificar el interior del vehículo donde presuntamente habría un artefacto explosivo».

Añadió que frente a la explosión controlada «de un artefacto sospechoso dentro de un vehículo» en una calle aledaña al ingreso de emergencias de un hospital, se tomaron las medidas de seguridad para resguardar la integridad de los pacientes.

Entre las medidas, detalló, se trasladó a algunas embarazadas a otra casa de salud en la misma ciudad y se reubicó temporalmente el área de emergencias en otro sector del hospital.

En los últimos días, las autoridades han evacuado varios establecimientos en distintos sectores, entre ellos una escuela con más de mil alumnos en Quito, por sospecha de bomba, dentro de lo que parece ser un sensación de temor entre la ciudadanía y de precaución entre las autoridades.

Las alertas coinciden con un deterioro de la seguridad en la frontera norte del país, el reciente asesinato de tres miembros de un equipo periodístico y el secuestro de una pareja.

En los ataques con artefactos explosivos desde finales de enero en la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, atribuidos a una banda disidente de las FARC, presuntamente vinculada con el narcotráfico, han muerto también cuatro soldados y una treintena de personas han resultado heridas. EFE

ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba