Polémica en Bolivia porque viceministro llama “loca” a una alcaldesa

Un discurso en el que el viceministro boliviano de Coordinación y Gestión Gubernamental, Gustavo Torrico, tildó de “loca” a la alcaldesa de El Alto, Eva Copa, generó críticas y pedidos de renuncia de la autoridad nacional, que no logró frenar este miércoles un proceso penal en su contra tras ofrecer una disculpa por sus dichos.

La polémica surgió tras la difusión de un video en el que Torrico interviene en la inauguración de una Escuela de Formación Política del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) en El Alto.

“Si fuéramos tan comprometidos con el MAS, discúlpenme la frase, ni por putas esta loca sería alcaldesa de El Alto”, sostiene Torrico en el video en medio de algunos aplausos, aludiendo al triunfo de Copa en los comicios subnacionales de 2021.

Torrico aseguró este miércoles a los medios que sus dichos no fueron “con el afán de insultar ni de dañar a nadie”, sino que se trató de “una reflexión” a los militantes del MAS sobre su compromiso político.

También dijo que empleó “un vocablo que luego fue malinterpretado o quizás ofendió a la alcaldesa” de El Alto, por lo cual le llamó por teléfono el martes para ofrecerle una disculpa.

“Reitero mis más sentidas disculpas a la señora Eva Copa y a todos los que se han podido sentir aludidos por esta interpretación”, manifestó.

Actos machistas

En una primera reacción a la polémica, el viceministro aseguró en la víspera que no había insultado “a nadie”, que sus dichos no iban “directamente” contra Copa y cuestionó “el nivel de periodismo” por informar sobre el asunto y, según él, tergiversarlo.

Consultada por los medios sobre la disculpa, Copa dijo que “está bien” y que comprende que “podemos cometer errores”, pero que el proceso iniciado contra Torrico por violencia política “va a continuar”.

“Las mujeres en el ámbito político somos muy vulnerables, hay mucha intolerancia contra nosotras y hay este tipo de actos machistas. Vamos a continuar con el proceso, espero que este tipo de cosas no vuelvan a pasar”, manifestó.

Copa, de la mano del MAS, asumió la presidencia del Senado en 2019 en medio de una crisis política por la renuncia de Evo Morales a la Presidencia e hizo contrapeso a la gestión del Ejecutivo interino de Jeanine Áñez.

El partido gubernamental la expulsó de sus filas en 2021 por su decisión de postular por el grupo Jallalla después de que su candidatura a la alcaldía alteña fuera rechazada por la cúpula oficialista.

 

Fuente: dw.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba