Pleno de la Asamblea Nacional muestra una mayoría muy variante

Niegan que tengan pactos, pero han votado juntos. Pasó en los últimos diez días, por un lado ciertos asambleístas de Alianza PAIS, los del PSC y SUMA armaron una mayoría, por otro coincidieron los bloques correístas y de CREO.

Los últimos diez días fueron de votaciones y negociaciones –por esos votos– en la Asamblea Nacional. El resultado da una mayoría que el movimiento de gobierno Alianza PAIS (AP) ha conseguido más con votos de afuera que de sus afines ideológicos.

Desde el viernes 9 de marzo, cuando el Pleno destituyó al presidente de esa función, el oficialista José Serrano (por la conversación telefónica que tuvo con el excontralor Carlos Pólit), los asambleístas pasaron de sesión en sesión eligiendo, censurando y legislando.

En las mociones para sacar del cargo a Serrano, luego -esta semana- para censurar a Carlos Ochoa de la Superintendencia de Comunicación, y para elegir a Elizabeth Cabezas como la nueva titular de la Asamblea, y en las dos leyes aprobadas estos días (Amazónica y derogatoria de Plusvalía), 41 asambleístas votaron como un bloque compacto, pero no todos son de AP. Los oficialistas que han mostrado su apoyo a Lenín Moreno no han estado alineados en estas últimas cinco votaciones.

Esas 41 curules que desde el 9 de marzo votaron juntas a todo Sí incluyen a legisladores del Partido Social Cristiano, SUMA, Pachakutik y de otras minorías en la Asamblea.

La designación de Cabezas fue la menor mayoría (84 votos) y la Ley Amazónica fue la mayor con 123 votos.

Los votos de los asambleístas alineados a Rafael Correa, audenominados de la Revolución Ciudadana (RC), y los de CREO (junto a sus aliados) fueron determinantes para la cesación de Serrano y el juicio político al fiscal general Carlos Baca.

La bancada RC puso 24 votos, mientras que CREO colocó 28. Entre los dos grupos antagónicos entre sí pusieron 52 de los 103 votos afirmativos para sancionar a Serrano y Baca. Mientras, los legisladores oficialistas apenas pusieron 13 voluntades, pues se registraron 22 ausencias de la bancada y tres abstenciones, siendo superados por el Partido Social Cristiano con 15.

En cambio, para definir la destitución de Ochoa fueron claves las voluntades de los bloques RC, AP y CREO; juntos pusieron 79 votos de los 119 que terminaron con la censura del ahora exfuncionario.

Las ausencias y abstenciones se movieron mucho en estos días. En la cesación de Serrano hubo más faltas (31), para la sanción contra Ochoa solo se registraron 17 ausencias, entre ellas 7 de asambleístas de RC y 4 oficialistas.

En las cinco votaciones de la Asamblea Doris Soliz consta como ausente. (I)EU_L.Viera

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba