Política

Pleno avanzó en el segundo debate del proyecto urgente para el Fomento Productivo

La Asamblea Nacional, en el marco de la sesión 523 del Pleno, avanzó en el segundo debate del proyecto de Ley Orgánica para el Fomento Productivo, Atracción de Inversiones, Generación de Empleo, y Estabilidad y Equilibrio Fiscal, calificado como urgente en materia económica. Se registraron 20 intervenciones de legisladores de distintas bancadas, movimientos y partidos políticos.

El debate se retomará este jueves, a partir de las 14h00, según lo dispuso la primera vicepresidenta, Viviana Bonilla Salcedo.

Entre las principales observaciones, el asambleísta Mauricio Proaño, de Pichincha, subrayó que la remisión de intereses, multas y recargos en las obligaciones para distintos sectores, si bien es una herramienta válida en determinadas condiciones económicas, no es la solución definitiva para la reactivación productiva.

Mientras, Héctor Muñoz advirtió que no se puede dejar a la libre discrecionalidad del Presidente de la República la revisión y/o eliminación del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD), ya que de acuerdo con la Constitución se debe respetar el principio de reserva de ley, por el cual el establecimiento, reforma o eliminación de tributos solo se puede aprobar mediante ley.

Para el legislador Luis Pachala, es necesario incluir en el proyecto una sección XXV que reforme la Ley de Fomento y Desarrollo Agrícola, a fin de establecer disposiciones claras que permitan garantizar una adecuada gestión del agro, sobre todo de los pequeños productores, que son quienes garantizan la soberanía alimentaria.

La asambleísta Norma Vallejo insistió en que se considere la situación de los trabajadores de la salud que recibieron valores por concepto de horas extraordinarias y suplementarias, pero que desgraciadamente las autoridades de ciertas casas de salud no presentaron los horarios y los registros de asistencia, hecho que llevó a la Contraloría a disponer el reintegro de esos valores, con los correspondientes intereses y recargos por el paso del tiempo. Son sumas de entre 3.000 y 3.500 dólares que no pueden pagar, dijo.

Entre tanto, Karla Chávez, cuestionó que el proyecto no contemple la situación de los campesinos que no pueden pagar las exorbitantes multas establecidas en la Ley de Recursos Hídricos, que no se compadecen con la real situación de las zonas rurales del país.

Finalmente, Henry Kronfle, pidió se considere la eliminación del impuesto del dos por mil a las sociedades radicadas en el cantón Guayaquil, que generaba recursos para la construcción de un hospital que ya fue construido. Por consiguiente, este tributo ya cumplió su objetivo, a más de ser un impuesto discriminatorio.

EG

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar