Planteles en Guayaquil alistan también sus planes en caso de un probable retorno a clases presenciales, tras fin del estado de excepción

Evitar el saludo físico, no compartir objetos entre compañeros o docentes, mantener un aforo máximo de doce personas en las aulas con el debido distanciamiento físico, además del uso obligatorio de mascarilla son parte de los protocolos que se implementarían en caso de un eventual retorno progresivo y voluntario a clases presenciales de los alumnos de Copol, ubicado en el norte de Guayaquil.

Dicho proceso está en pausa actualmente, al igual que en el resto de planteles fiscales, municipales y particulares. Sin embargo, a partir del fin del estado de excepción, este 20 de mayo, se podría agilizar el plan dependiendo de la evolución de la pandemia de COVID-19, según las autoridades educativas nacionales.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba