Pichincha busca mejorar producción de trigo para mitigar importaciones

Con el fin de impulsar mejoras en la condiciones de producción, incrementar de manera paulatina del cultivo en el país, optimizar los procesos de siembra y cosecha para obtener un trigo de calidad en la provincia de Pichincha, productores de los cantones de Mejía, Quito y Pedro Moncayo participaron del taller de Estrategias del Plan de Reactivación de Trigo 2019.

El taller de socialización lo organizó el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), conjuntamente con el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), y la Asociación Ecuatoriana de Molineros (Asemol).

En este evento se presentó a los agricultores las ventajas y beneficios del cultivo de trigo, como una actividad agrícola rentable y además como una de los  rubros a fortalecer en el país, a fin de mitigar los volúmenes de importación de este cereal.

Dentro del acuerdo interinstitucional firmado en diciembre del 2016, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, a través de las direcciones distritales, será el encargado de brindar la asistencia técnica a los productores, así como de vinculaciones con los proyectos de inversión  para comprometer recursos y la entrega de la subvención de semilla certificada.

Por su parte INIAP realizará trabajos de investigación y desarrollo de semilla, además de que asistirá con visitas y metodologías de trabajo con los productores.

Por su parte David Sarmiento, participante del taller como delegado del Viceministerio de Desarrollo Productivo, señaló que esta estrategia responde a la demanda actual del mercado interno.

“Tenemos varias toneladas de trigo que están ingresando por importación al país para la industria molinera, y a partir de ello lo que se busca es generar una producción nacional que ayude a sustituir en alguna manera las compras de este cereal”, dijo Sarmiento.

Según datos de la Asemol, el país importa alrededor de 500 mil toneladas métricas de trigo al año; la producción local alcanza las 4 mil toneladas.

Fátima Villacís, directora Ejecutiva de la Asemol y participante del evento, mencionó que con estos talleres se busca entregar las herramientas técnicas necesarias a los productores, para que puedan mejorar aún más los cultivos.

“Es decir, mejorar el rendimiento de cultivo por hectárea, y estandarizar los parámetros de calidad para que la industria molinera pueda recibir un trigo de buena calidad que sea capaz de ser utilizado”, expresó.

Además, remarcó el compromiso de la empresa privada al asegurar la compra a los productores, e indicó que en 2016 Asemol compró 4.453 toneladas métricas que representaron 1’259.000 dólares, y para 2017 adquirió 5.174 toneladas, equivalentes a 2’377.560 dólares.

De igual manera, en el taller se destacó los beneficios que tendrá el producto dentro de la estrategia, debido al aseguramiento obligatorio de sus cultivos a través del programa AgroSeguro del MAG.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba