Papá Roncón: Guillermo Ayoví, gestor de la cultura afroecuatoriana, fallece a los 92 años

Guillermo Ayoví Erazo, uno de los máximos representantes de la cultura afroecuatoriana, falleció este viernes 30 de septiembre a los 92 años.

Ayoví, más conocido en Ecuador como “Papá Roncón“, murió en Borbón, perteneciente al cantón Eloy Alfaro, en la provincia de Esmeraldas.

Instituciones como el Ministerio de Cultura y Patrimonio, así como la Gobernación de Esmeraldas, la Alcaldía de Esmeraldas y la Sede Nacional de la Casa de las Culturas (SNCC), lamentaron el fallecimiento de Ayoví.

“Su música y su legado no morirá nunca. Será recordado por ser ícono de la marimba ecuatoriana”, expresó la SNCC en un comunicado.

Nacido en Borbón, Ayoví aprendió a tocar la marimba con la comunidad indígena de los Chachis, en la población Tigre. Los Cayapas o Chachis habitan en la zona selvática del noroeste de Esmeraldas.

De manera empírica, Ayoví se convirtió en un experto constructor artesanal de marimbas.

Gracias a su talento innato para tocar ese instrumento pudo viajar a Perú, BrasilAlemania, EE.UU., Francia y Japón. Además, el emblemático personaje afroecuatoriano era narrador oral, cantante y poeta.

Su seudónimo, “Papá Roncón”, es la fusión de dos momentos distintos que vivió. De muy niño, en las calles de su natal Borbón, comercializaba los pescados capturados por su padre en el río.

Junto con su canasta ofrecía a viva voz los aguacucos o roncadores y quien fuera su amigo, Gilberto Martínez, lo bautizó como “roncador”, aunque otros le decían “Roncón”.

El término “papá” lo heredó de un capataz que conoció en su juventud. A él le decían “Papá Lucho”. Ayoví acoge el “papá” cuando “Lucho” muere.

“Mi último deseo es conocer África, el lugar de dónde venimos”, admitió Ayoví, en una entrevista en 2015.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba