Papá que habría matado a hijos podría pasar 40 años en cárcel

Listones negros en el pecho. Banderas a media asta en instituciones públicas. Dolor y estupor entre los manabitas. La provincia no digería ayer lo sucedido la tarde del jueves pasado en la urbanización Santa Bárbara, en Portoviejo, donde un padre, según autoridades, habría anestesiado a sus hijos causándoles la muerte.

Entre los indicios hallados en una casa de la urbanización había jeringas, que fueron presentadas en la audiencia de flagrancia que se realizó en el hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), de la capital manabita, la noche del jueves, donde Carlos C. C., de 28 años, recibió 30 días de prisión, dentro de la investigación por las muertes de Thiago Josué y Carlos José, de 3 y 6 años, en su orden, sus hijos, a los que les habría inyectado sedantes.

Enrique García, fiscal de Manabí, indicó que en contra del sospechoso se inició una acción penal por el delito de asesinato, estipulado en el artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que establece una pena privativa de entre 22 y 26 años. “No obstante, por tratarse de dos fallecidos, podría haber una concurrencia de infracciones que podría establecer que se puede imponer la máxima pena que establece la legislación penal ecuatoriana, esto es 40 años”, declaró García.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba