El papa canonizó a pastorcillos de Fátima para que Iglesia cuide a los niños

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco manifestó hoy que con la canonización de dos de los pastorcillos de Fátima, hechos santos el sábado en el santuario portugués, quiso proponer a “toda la Iglesia que debe cuidar de los niños”.

“Con la canonización he querido proponer a toda la Iglesia su ejemplo de adhesión a Cristo y de testimonio evangélico. Y también he querido proponer a toda la Iglesia que debe cuidar de los niños”, dijo el papa antes del rezo del Regina Coeli desde la ventana del Palacio Apostólico.

El papa Francisco peregrinó el viernes y el sábado al santuario luso de Fátima para celebrar el centenario de las apariciones de la Virgen y en la última jornada de su viaje hizo santos a dos de los tres pastorcillos que fueron testigos, Jacinto y Lucía.

El pontífice señaló que “su santidad no es consecuencia de las apariciones sino por la fidelidad y el ardor con el que correspondieron al privilegio recibido de poder ver a la Virgen María”.

Recordó que después del encuentro con la “bella señora”, como los niños llamaron a la apariciones de 1917, “rezaban el Rosario, hacían penitencia y ofrecían sacrificios para conseguir el fin de la guerra y por las almas más necesitadas de la divina misericordia”.

“También en nuestros días hay mucha necesidad de oración y de penitencia para implorar la gracia de la conversión, como también el final de los absurdos conflictos y de las violencias que desfiguran el rostro de la humanidad”, añadió.

Francisco recordó su visita a Fátima y afirmó que “desde el inicio”, cuando permaneció en un largo silencio en la capilla de las Apariciones, “acompañado por la oración silenciosa de todos los peregrinos, se creó un clima de recogimiento y contemplativo en el cual se desarrollaron los varios momentos de rezo”. EFE

ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba