Política

Paco Moncayo: Fuerzas Armadas soportaron diez años de actitud hostil del Gobierno

Paco Moncayo, y otros dos generales en servicio pasivo, Fabián Varela y Euclides Mantilla, fueron invitados por el presidente Lenín Moreno para que sean parte de una Consejería de Seguridad, a propósito del problema en la frontera norte. El también exalcalde de Quito y excandidato presidencial asegura que las reuniones con el mandatario serán periódicas y que es decisión de Moreno adoptar sus recomendaciones.

¿En qué términos se dio el acercamiento para asesorar al presidente y al Gobierno?

Bueno, fue público, el presidente invitó a tres generales en servicio pasivo. Conversamos durante una hora sobre el tema de la frontera norte y de la seguridad en general en el país. De esa conversación salió la necesidad de que mantengamos un contacto con él para poder recomendarle en caso de decisiones que deban adoptarse en el área de la seguridad.

¿Cuál es el alcance de las recomendaciones, tomando en cuenta que una de las funciones del Consejo de Seguridad Pública y del Estado (Cosepe) es asesorar al presidente en seguridad nacional?

El tema, a mi juicio, es de otra naturaleza. Aquí no hay camisas de fuerza para un presidente, porque como presidente y como es Lenín Moreno, entiende que es bueno escuchar a los que conocen de las distintas materias. No está constreñido ni por la Constitución ni por la ley que no puedan pedir recomendaciones.

¿El que el presidente los haya tomado en cuenta no sugiere que el Cosepe no está funcionando?

Son dos cosas completamente diferentes. El Cosepe se reúne para debatir temas concretos, no es que recomiendan, sino más bien que reciben recomendaciones (…). Pero esto no tiene nada que ver con que el presidente pida asesoramiento a alguien que ha escrito libros, que han mandado en la guerra…

¿Tendrán alguna relación con el Cosepe, serán parte de este organismo?

No. El presidente mismo ha dicho: ‘Estos señores toda su vida estudian estos temas (de seguridad), los conocen, y yo desearía poder tener personas expertas para que me recomienden’, y eso es lo que ha hecho. (La Consejería de Seguridad) no es una organización dentro de una estructura, nada.

¿Cuáles fueron las primeras recomendaciones que le dieron al presidente?

Eso no es para publicar en la prensa ni para debatirlo públicamente, son temas que hemos hablado con el presidente, para el presidente. El único que podría hacerlos públicos es él.

¿Qué respuestas han tenido de Moreno?

No sé lo que haga el presidente, pero él fue muy abierto a discutir los temas de la problemática que estamos enfrentando, y será su decisión. El recomendar, el aconsejar, no nos pone en ninguna línea de decisión. El presidente es muy abierto a escuchar a expertos en distintas áreas, y eso es bueno; porque no se cree sabio, ni que domina todo, ni que entiende todo y que puede actuar en todos los campos.

Usted pidió confiar en las Fuerzas Armadas y la Policía, ¿cómo hacer si, según el propio presidente, son instituciones que fueron mermadas por el régimen anterior?

Igual que EL UNIVERSO no es usted, ni cuatro, ni cinco o diez; es una institución (…), las Fuerzas Armadas a pesar de que puedan tener fusiles de hace 25 años, no tener chalecos, no tener cascos, tienen valores, tienen principios, son una institución que además ha soportado diez años de una actitud hostil de parte del (anterior) Gobierno. Entonces, usted puede comprar fusiles, chalecos, visores nocturnos, pero si no tiene el recurso humano, la institución sana, no va a poder hacer nada. Usted no puede comprar seres humanos bien formados con principios y valores que hacen que existan las instituciones. (I)EL UNIVERSO

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba