Otros seis casos que se relacionan a Odebrecht siguen su curso legal

Desde el 30 de agosto pasado, el exministro de Electricidad de Rafael Correa, Alecksey M.; su padre, Antonio M.; su tío político, Marcelo E.; y Santiago J., exfuncionario del Municipio de Quito, esperan que se les defina una nueva fecha para la audiencia preparatoria de juicio, dentro del proceso por lavado de activos, que es el primer caso relacionado con la trama de corrupción Odebrecht que se abrió en Ecuador.

Esa diligencia se difirió ante el pedido de los abogados de tres de los procesados. El 20 de agosto último concluyeron los 120 días de instrucción fiscal determinados.

En este caso en los primeros 90 días se investigó a Alecksey M. y Marcelo E. bajo el presupuesto de que el exministro recibió de Odebrecht $ 1 millón por “gestionar y acelerar” contratos en el país y de que su tío político prestó su nombre para crear dos firmas offshore por las que se movió el dinero.

En los últimos 30 días de instrucción, luego de una vinculación, Santiago J. y Antonio M. eran involucrados porque aparentemente recibieron parte del $ 1 millón de Odebrecht.

Casi tres meses después de iniciada la instrucción por lavado de activos de Alecksey M. y a uno de formularse cargos por asociación ilícita contra Ricardo Rivera, tío del vicepresidente Jorge Glas, y cinco personas más, Ramiro C., exgerente de Transporte de Petroecuador, y el abogado Diego C. eran involucrados en el delito de lavado de activos, el tercer proceso Odebrecht abierto en el país.

Ramiro C., quien suscribió en octubre del 2013 el contrato para el Poliducto Pascuales-Cuenca, es investigado por supuestamente haber recibido $ 202 mil de una empresa con vínculos con Odebrecht; mientras que a Diego C. se lo investiga como presunto intermediario para el pago de sobornos de la constructora brasileña.

Este domingo terminaron los 90 días de instrucción contra Ramiro C. y Diego C., pero la investigación se ampliará 30 días más por el pedido de audiencia hecho por el fiscal general Carlos Baca para vincular a Vladimir S., Ricardo S. y Gustavo M. Esta diligencia será mañana, en la Corte Nacional de Justicia.

El 7 de agosto pasado, Baca iniciaba una nueva instrucción por otro delito: concusión, y el sospechoso: el excontralor general Carlos Pólit.

Se le formulaban cargos por presuntamente haber “solicitado” $ 10,1 millones a Odebrecht para el desvanecimiento de glosas por más de $ 70 millones, relacionadas al proyecto San Francisco, y por entregar informes favorables de Contraloría respecto a cinco proyectos estratégicos. El juez definió 90 días para la instrucción fiscal.

Delincuencia organizada y lavado de activos son delitos relacionados al caso Odebrecht que se encuentran en etapa de investigación previa. El primero por supuestos actos ilícitos que tendrían conexión con el proyecto para el Metro de Quito; en el segundo se investiga al canal Televisión Satelital, de propiedad de los hijos de Ricardo Rivera, tío del vicepresidente y procesado por el caso de asociación ilícita.

El último proceso que se desprendería de este megacaso, que pasó de investigación previa a instrucción fiscal, es el que se le inició el 28 de septiembre pasado al exconcejal de Ambato Jacobo S. La Fisacalía indaga al político por supuestamente haber simulado una venta de combustibles por $ 150 mil, a través de sus dos gasolineras, a los brasileños de la constructora Odebrecht. (I)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba