Cómo Odebrecht organizó su propio departamento de sobornos

Usaron un sistema secreto de comunicaciones para discutir y arreglar el pago de sobornos. Una detallada hoja de cálculo indicaba quién recibió qué, todo bajo un sistema de nombres clave. Y para supervisar todo, había un departamento entero en la gigantesca constructora brasileña Odebrecht, cuyo propósito era asegurar que los pagos se hicieran sin contratiempos.

Aunque los acuerdos frecuentemente se cerraban entre cenas y cafés, no había nada al azar en una amplia red de corrupción que los fiscales investigan en Brasil y que involucró sobornos a cientos de políticos a cambio de conseguir contratos estatales, legislación benéfica y otros favores.

La Corte Suprema abrió investigaciones a 100 políticos esta semana con base en testimonios de ejecutivos actuales y pasados de Odebrecht. En sus testimonios describen cómo la corrupción simplemente era parte del negocio.

“Había una regla: o le damos a todos o a ninguno”, explicó Emilio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba