Nuevas materias primas de Noruega dan esperanzas a la Unión Europea

El suizo Michael Wurmser era banquero, inversionista y consultor, hasta que conoció a nuevos socios comerciales de Noruega, quienes le ofrecieron comprar cinco licencias para un lucrativo yacimiento de fosfato en Noruega, que anteriormente había llamado la atención de las universidades locales y del Servicio Geológico Noruego (NGU).

Lo que al principio parecía poco espectacular se convirtió en uno de los descubrimientos más interesantes de Europa, atrayendo la atención de la UE, y también de China. La empresa de Michael Wurmser afirma haber descubierto el mayor yacimiento del mundo de este tipo. Se calcula que se trata de, al menos, entre 70 y 80 mil millones de toneladas de la roca mineral.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba