Noticias

Cruce de clases y falta de equipos preocupan en casas con dos hijos o más

Las situaciones que se viven en los casi 70 000 hogares donde los niños y adolescentes ya atienden clases, desde casa en la modalidad virtual de la educación particular, son una muestra de lo que puede ocurrir a partir del 1 de junio cuando más de dos millones del régimen Costa-Galápagos inicien su ciclo de estudios.

Hay desafíos que enfrentan familias con más de dos hijos estudiando en una misma institución y tienen una sola computadora o laptop, por lo que uno debe seguir las clases por celular, en el mejor de los casos si es posible, o no asistir por el inevitable cruce de horarios.

Juan pensó en no matricular a sus dos hijos este año ante la incertidumbre por la pandemia del coronavirus. Él solo tiene una computadora que usará el niño de segundo año de educación básica. El de séptimo utilizará el celular. “Es más grande y lo sabe usar mejor”.

Juan cuenta que esta semana hubo inconvenientes en las pruebas realizadas como parte de una unidad educativa del sur de Guayaquil. “Se quedaba la imagen o se pixeleaba y termina siendo más trabajo para los padres que no somos expertos informáticos. Hay que crear usuarios en las plataformas donde se realizarán las clases (que se planifican en tiempo real con interacción de los docentes y los alumnos como si estuvieran en las aulas) para cada uno de los niños, lo que se complicó y el menor apareció con el nombre del mayor y no funcionó la cámara”.

En el hogar de Teresa hay un desafío mayor con dos en los años inferiores y una adolescente que está en bachillerato. “Hoy (viernes pasado) mis tres hijos participaron en la clase virtual y debían conectarse a Zoom por computadora, pero lo hacen por celular. Me dijeron que se podía con cualquier dispositivo, pero veo que en ciertas clases deben participar usando el mouse”, cuenta.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar