Organizaciones piden sanciones más duras por muerte de animales

Organizaciones de defensa de los animales aspiran a que haya una reforma sancionatoria de contravención a delito cuando haya la muerte de por medio.

Un total de 32 perros rescatados, que vivían en tres fundaciones, dedicadas al cuidado animal en Quito, fallecieron la semana pasada aparentemente por envenenamiento con alimentos donados.

Andrés Fierro, asesor del alcalde de Quito, Jorge Yunda, indicó que hace dos años -cuando el burgomaestre era asambleísta- presentó un proyecto de ley para una modificación del Código Orgánico Integral Penal (COIP), a fin de que la muerte de los animales se sancione con una pena de 1 a 3 años. 

Actualmente hay sanciones administrativas (máximo 10 salarios básicos unificados) y contravencional (7 días de privación de la libertad). «No es concebible que la muerte de más de 30 animalitos sea castigado con sanciones tan bajas», dijo Mario Armendáriz, abogado que representa a las fundaciones.

Fierro agregó que el Municipio hace una investigación para dar con los responsables. 

Además un colectivo ofreció una recompensa de $2.000, para quien pueda dar información sobre el causante del hecho. Hasta el momento no ha habido ninguna denuncia.

Para Cristian Bastidas, de la Fundación Lucky Bienestar Animal, una de las organizaciones afectadas, fue un veneno mezclado.

Nicole Dancoso, de la Asociación por la Defensa de la Vida Animal, afirmó que han sido atacados en ocasiones anteriores con alimento envenenado. Además les han lanzado piedras. Lo ve como un ataque a las personas y a las organizaciones que trabajan en defensa de los animales. Pidió además que haya un protocolo de acción y trabajar en conjunto con el sector público cuando estos hechos sucedan.

Aún esperan los resultados de los análisis para saber con exactitud la causa de las muertes.

Fuente: eluniverso.com