Producción de moluscos es 10 veces mayor en el estuario del río Chone

César Lodeiro (c), durante la investigación en el estuario del río Chone.

La riqueza del estuario del río Chone es investigada por la Universidad Técnica de Manabí (UTM), extensión Bahía de Caráquez, en donde desde hace aproximadamente un año se analiza la influencia de los factores ambientales y de nutrientes en el crecimiento y reproducción de moluscos.

Hasta el momento, los resultados obtenidos en tres tipos de moluscos: ostras, mejillones y vieiras, son positivos, pues han determinado que su crecimiento en el estuario del río Chone es 10 veces mayor al de otras zonas de la Costa ecuatoriana.

César Lodeiros, docente investigador de la UTM, quien lidera el proyecto, explicó que los estudios buscan identificar y establecer estrategias de cultivos para cada especie. “Ecuador es un país exportador de recursos marinos. Su producción es sencilla; por ello, se busca que al concluir el estudio pueda generarse una fuente de empleo para los habitantes de la zona”.

Estudio

El estudio inició con 15.000 ostras producidas en laboratorio, por parte del Centro Nacional de Acuicultura e Investigaciones Marinas, aunque en la actualidad solo trabajan con 5.000, ya que las restantes fueron robadas.

Las ostras son colocadas en jaulas confeccionadas con redes de pesca. Incluso se fabricó una batea para facilitar el trabajo, ahí crecen rápidamente debido a la cantidad de nutrientes que ofrecen las aguas del sector, donde además no se han encontrado depredadores, ni se ha formado fouling (organismo que se pega a las estructuras y a las mallas e impide que se filtre el agua).

El estuario del río Chone posee gran riqueza de nutrientes que favorece el crecimiento de moluscos, superior a otros sitios de la Costa ecuatoriana donde se encuentra entre dos y cuatro microgramos de clorofila A por cada litro de agua, aquí hay entre 20 y 40 microgramos por litro de agua.

A ello se suman las altas temperaturas del lugar, las cuales aumentan el metabolismo del molusco. El único inconveniente encontrado por ahora es la salinidad baja, en épocas no lluviosa.

Ventajas

Lodeiros asegura que este tipo de cultivo puede ser perfectamente aplicable en las camaroneras, ya que sus desagües contienen elevadas cargas nutricionales que ayudan el crecimiento de los moluscos, sostiene se debe difundir esta información de mejor forma entre los camaroneros.

Entre los tipos de moluscos que se producen en Bahía de Caráquez está la  Crassostrea Gigas, conocida como la especie del Pacífico u ostra japonesa, de la que se han hecho estudios en el mar, faltando la divulgación para generar conocimiento.

Fuente: Senescyt