Alcalde Nebot rindió homenaje al jurista Ramón Jiménez Carbo

Mis últimos actos públicos no fueron buscados, pero son felices. Trabajar hasta el último momento y rendir culto a una amistad sin lambonería y sin claudicaciones” con esta frase concluyó el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, la tarde del lunes 13 de mayo, la ceremonia donde entregó un justo reconocimiento al jurista Ramón Jiménez Carbo, uno de los hijos predilectos de la ciudad. Y con esa misma emoción, Nebot se siguió refiriendo en términos de admiración a su amigo, compañero de aulas de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil cuando estudiaron derecho; profesor universitario, excelente profesional y funcionario público que estuvo al servicio del país cuando ejerció como Ministro Juez de la Corte Suprema de Justicia y como Procurador General del Estado. Sobre el tributo, el primer personero municipal dijo que tenía conflictos por los afectos y desafectos, pero no quiso dejar de ser Alcalde y peor dejar de ser su amigo, antes de exaltar la vida correcta de un excelente compañero, abogado, catedrático y quien hizo un tronco de familia honorable, y, adicionalmente, se lució como Ministro y Procurador en momentos tan complicados, donde tuvo que bregar para romper ciertos mitos y de esa forma contribuir para que la administración municipal siga adelante. Durante el acto, el asambleísta Henry Cucalón hizo la presentación del agasajado de quien se refirió como un caballero a carta cabal, con excelente don de gente, brillante, preclaro jurista que marcó una diferencia cuando en el marco de la defensa de la autonomía municipal contribuyó con las bases legales para el proceso de transformación del Cabildo porteño. Asimismo, Cucalón destacó que el reconocimiento es un justo homenaje a su sólida gestión, trayectoria donde ha trabajado con solidaridad, eficiencia y honestidad entrando por la puerta grande en la historia del país. Ramón Jiménez, profundamente emocionado, recibió el reconocimiento que entregó en manos de su esposa María Leonor y, posteriormente, en su intervención agradeció al apoyo de su familia en el transcurrir de su vida pública y privada. Manifestó que recibe con humildad el galardón que refrenda su servicio a la colectividad, donde siempre actuó apegado a la ley y ética pública. Al acto asistieron el gobernador del Guayas, Raúl Ledesma; asambleístas como Vicente Taiano y Cristina Reyes; ministros de Estado, familiares, amigos y ex compañeros del homenajeado.