Guayaquil cuenta con cuatro nuevos sacerdotes

Un voto de fe y castidad, un voto de amor y obediencia al llamado a ser pastor de ovejas es lo que Héctor Atocha Pauta, Christian Ledergerber Weisson, Marcos Marcillo Véliz y Donald Raymond tomaron ayer en la Catedral de Guayaquil, ubicada en el centro de la ciudad.

Ante familiares, amigos y la comunidad clerical que los acogió, los cuatro nuevos sacerdotes se comprometieron a seguir el llamado de Cristo.

También se ordenó a los nuevos diáconos Jonathan Guale Magallanes y Eduardo Méndez Sandoya.

El arzobispo de Guayaquil, monseñor Luis Cabrera, hizo durante el servicio un llamado a la reflexión sobre la labor del sacerdocio, de acoger, animar y acompañar a sus ovejas, sin juzgarlas y devolviéndoles la alegría de vivir.

Esta es la labor del buen pastor, dijo. “Jesús, el pastor por excelencia, acompaña a sus ovejas, si alguna oveja se pierde va a buscarla”, citó.

«Las ovejas van familiarizándose con su pastor… hay que ponerse en el mismo nivel de la persona, con un lenguaje sencillo, respetando la forma de ser de cada persona», aconsejó Cabrera.

De rodillas, ante el obispo mostraron su obediencia y celibato y luego, postrados en el suelo, reconocieron su fragilidad, pero también la disponibilidad para recibir la gracia del Espíritu Santo.

Así, antes de la imposición de la estola y la casulla, el obispo colocó sus manos en los nuevos sacerdotes, elevando las respectivas plegarias de ordenación presbiterial a cado uno.

A los nuevos diáconos ordenados se les impuso la estola y la dalmática.

Finalmente, los nuevos presbíteros recibieron del obispo la patena, el vino y el agua en el caliz. (I)

https://www.eluniverso.com/guayaquil/2019/05/12/nota/7325537/guayaquil-cuenta-cuatro-nuevos-sacerdotes-este-11-mayo