Al auge navideño se suma alquiler de autos en Azuay

Al intercambio de regalos, las cenas en los restaurantes o el envío de paquetes al exterior -que dinamizan la economía en diciembre– se ha sumado en estos últimos años un negocio más y está relacionado con la migración: se trata del alquiler de vehículos.

Azuay es una provincia históricamente migrante y cada fin de año miles de emigrantes retornan para reunirse con sus familias y allegados a propósito de las festividades de Navidad y el Año Nuevo.

Jean Carlo Apolo, gerente general de Zaruma Rentacar, ratifica que esta se considera una temporada alta y el negocio crece en aproximadamente un 35%, y el principal factor para esto es el retorno temporal de los ecuatorianos que viven en otros países.

En sus archivos reposan los perfiles de clientes que alquilan y por lo general son hombres de 40 años o más, casados y con uno o dos hijos. Algunos son de Cuenca, otros son de las parroquias rurales cercanas como Checa y Chiquintad, o cantones como Girón. De estos, dice, el 80% viene de Estados Unidos y el 20% restante desde Europa, todos por turismo.

Andrés Alvarado reside en Chicago y retornó a Cuenca junto a su esposa. Va a pasar con sus seres queridos y pensó en alquilar un carro durante 45 días, a un costo de $ 1.500. Para él esa inversión es conveniente porque renta el auto con un “kilometraje abierto” lo que le permitirá viajar sin problemas a Loja y Baños de Ambato.

También en estos días el tío de Cristian Calle vino desde Arizona (Estados Unidos) a pasar una temporada y le pidió que le cotice el precio de una camioneta grande porque prevé viajar de Cuenca a una playa cercana.

En la última visita que hizo para movilizarse dependía de que alguien le lleve o en el peor de los casos tomar transporte público, lo cual, dice Calle, “es inseguro y tedioso”.

En promedio, un migrante invierte en la renta de un auto entre $ 600 y $ 800.

Apolo añade que la mejoría en el negocio se refleja por la cantidad de reservaciones. A inicios de diciembre del 2016 y 2017 ya no había autos disponibles, pero este año aún quedan algunos por lo que están a la expectativa del crecimiento. La lectura que tiene de la disminuida demanda es la competencia en el negocio que se ha incrementado en los últimos años y la compleja situación económica por la que pasa el país.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), el año pasado 3’114.763 ecuatorianos registraron su ingreso temporal, mientras que la salida fue de 3’065.412 personas. El 79,68% lo hizo por vía aérea y el 19,71% por tierra. El mes con mayor ingreso fue diciembre con 171.614 seguido por julio con 163.018. El país que genera más entradas fue Estados Unidos seguido de Perú, Colombia y España.

Para alquilar un vehículo los requisitos generales son contar con un documento de identificación vigente (cédula o pasaporte), licencia de conducir (nacional o internacional) y una garantía económica. En caso de accidente los autos cuentan con un seguro que cubre la mayoría de los gastos. (I)

Costos 

A los migrantes rentar un vehículo cuando visitan sus ciudades de origen les representa un costo de entre $ 600 y $ 800, aunque dependiendo del modelo de auto, del plan de renta y el tiempo de estadía puede los precios varían. Por ejemplo para una camioneta por 45 días el alquiler puede llegar a $ 1.500.

https://www.eluniverso.com/noticias/2018/12/24/nota/7111017/auge-navideno-se-suma-alquiler-autos-azuay