Edulcorantes no calóricos, una alternativa amigable para la salud

Woman Adding Artificial Sweetener To Coffee

El consumo de bebidas y alimentos endulzados con sustitutos de azúcar ha aumentado en los últimos años debido, sobre todo, a que éstos ofrecen la posibilidad de llevar una dieta más balanceada. Tan sólo en Latinoamérica se estima que más del 70% de la población consume este tipo de productos, una tendencia que se observa también en el resto del mundo.

Recientemente, en Brasil se realizó un estudio encaminado a determinar los niveles de consumo de azúcar de mesa con respecto al de sustitutos de azúcar o edulcorantes no calóricos como aspartame, sacarina, ciclamato, acesulfame, sucralosa y estevia. La muestra comprendió un total de 32,749 individuos mayores de 10 años, a quienes se les preguntó si utilizaban azúcar de mesa, edulcorantes no calóricos, ambos o ninguno. Posteriormente, se registraron sus hábitos alimenticios durante un periodo de 12 meses.

El equipo de expertos, encabezado por la doctora Luana Silva, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, descubrió que el 87.5% de la población utilizaba azúcar de mesa para endulzar sus alimentos, mientras que 7.6% recurría sólo a sustitutos de azúcar y 5.1% usaba ambos.

Los consumidores más frecuentes de sustitutos de azúcar eran mujeres, individuos con sobrepeso, pobladores de áreas urbanas, personas con mayor poder adquisitivo y miembros de la tercera edad.

Asimismo, los investigadores encontraron que el uso exclusivo de azúcar de mesa significaba un aumento de 186 kcal diarias con respecto a una dieta endulzada sólo con sustitutos de azúcar, un incremento equivalente a un 10% de ingesta calórica cada día.

Más todavía, observaron que las personas que únicamente utilizaban endulzantes sin calorías consumían menos productos azucarados y más frutas y verduras, lo cual indicaba un patrón alimenticio más saludable en términos generales.

“El consumo de sustitutos de azúcar se asocia con una menor ingesta de energía, y comúnmente se observa en individuos que comen más frutas y verduras”, afirman los expertos. “Esto puede indicar que quienes eligen productos con edulcorantes no calóricos son las personas más conscientes de su propia salud.”

El estudio, primero en su tipo realizado en Brasil a nivel nacional, establece la base para futuras investigaciones relacionadas con el impacto de los edulcorantes sobre la calidad de la dieta y su efecto sobre la nutrición de las personas.