Ministro Flores considera que importación de maíz duro estabilizó precios

El ministro de Agricultura y Ganadería, Rubén Flores, consideró que la importación de maíz amarillo duro, aprobada por el respectivo Consejo Consultivo en noviembre del año anterior, permitió que se estabilice el precio de la gramínea y no afecte a los productores de carne de ave y de cerdo.

Dado el déficit de ese producto en el país, el Consejo Consultivo del Maíz autorizó la importación de 100 mil toneladas de cereales, incluido ese grano que es materia prima fundamental para elaborar alimento balanceado para aves y cerdos, proteína animal de alto consumo en el país.

“Se dio un tercio de lo que pidieron, porque hay que ser objetivo”, dijo Flores en relación con el volumen autorizado y lo solicitado por la industria.

Pero afirmó que “con eso se logró que el precio del maíz se estabilice y sea adecuado para el agricultor, que no genere una ganancia extraordinaria para los comerciantes y sea manejable para la industria avícola”.

Reiteró que los comerciantes, “no los productores de maíz”, aspiraban a que en enero y febrero, meses de mayor déficit de maíz duro, el quintal sea comercializado entre 22 y 24 dólares.

Rubén Flores ratificó que el Gobierno tiene herramientas para evitar la especulación de los precios de los productos y evitar que algunos comerciantes aprovechen las estacionalidades para lograr un mayor margen de comercialización. /MAG