(AUDIO) Policía Nacional desarticula presunta organización delictiva dedicada al secuestro extorsivo

La Policía Nacional del Ecuador, a través de la Dirección Nacional de la Policía Judicial e Investigaciones (DNPJeI) en coordinación con la Subdirección de Investigaciones de Delitos contra la Propiedad- Brigada Anticriminal (SIDPRO- BAC), realizó la operación  “Impacto 22”, mediante la cual se desarticuló a un presunto grupo delictivo dedicado a cometer delitos de asalto y robo bajo la modalidad de secuestro extorsivo.

A través del análisis dentro de una investigación previa por asociación ilícita, se determinó y  fundamentó la relación existente del delito investigado y la participación de los integrantes de esta agrupación delictiva, determinando también sus centros de: residencia, organización, planificación  y operaciones en Guayaquil. Con este antecedente, mediante orden de autoridad competente, en coordinación con fiscalía, se ejecutó esta operación policial en la cual se aprehendió a cuatro personas.

Con la aplicación de técnicas de investigación y medios tecnológicos se ubicó el vehículo en el que se movilizaban los presuntos antisociales conjuntamente con el victimario, por lo que de inmediato  los agentes interceptaron al automóvil,  neutralizando a los sospechosos quienes se encontraban dentro del automotor, se realizó un registro corporal  y se encontró en su poder cuatro teléfonos celulares y $150 dólares que no pudieron justificar su procedencia, el mismo que fue entregado por la cónyuge de la víctima secuestrada y cuyo monto exigido en primera instancia fue de $ 500.

Cabe mencionar que los hoy aprehendidos son parte de la organización delictiva desarticulada en la operación “Impacto 18” ejecutado el 15 de enero del presente año.

Entre los aprehendidos se encuentran:

  • Rony
  • Leonardo
  • Wellington Y.
  • Eddy A.

Indicios encontrados:

  • 1 vehículo de color plomo,
  • Dinero en efectivo
  • 4 terminales celulares, uno de ellos reportado como robado.

Los aprehendidos fueron trasladados a la Unidad de Flagrancia para el trámite legal respectivo y las evidencias fueron ingresadas al Centro de Acopio de Indicios y Evidencias  de la unidad de Flagrancia, bajo la respectiva cadena de custodia.

Con esta acción la Policía Nacional del Ecuador, ratifica su compromiso inquebrantable de trabajar para que los ecuatorianos puedan transitar sin miedo en las calles. No se permitirá que estas organizaciones dedicadas al secuestro extorsivo sigan cometiendo sus ilícitos; se ha recuperado la tranquilidad en varios sectores en los que antes eran considerados de alta peligrosidad. M. Manosalvas/DNCE/DNPJ.

AUDIO:

 

V.TELLO