El proyecto Pirsa mejoró las condiciones de vida de varias comunidades del Ecuador

Quito (Ecuador).- El Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE) y la Secretaría del Agua (Senagua) entre otras entidades impulsan el Programa de Infraestructura Rural de Saneamiento y Agua (Pirsa). Este ha contribuido con el desarrollo de 317 comunidades a escala nacional, que carecían de los servicios de dotación de agua potable y de recolección y tratamiento de aguas residuales.

Los beneficios de este programa se los puede observar en una serie de videos publicados en el canal de youtube del BDE. En ese espacio hay historias de los beneficios del Pirsa en varias comunidades las cuales se han beneficiado en temas sanitarios, turísticos, agrícolas, entre otros.

Según el BDE, para que los proyectos fueran financiados dentro de Pirsa, estos debían cumplir con datos geográficos y demográficos, como por ejemplo, ubicarse en localidades rurales con poblaciones de hasta 50.000 habitantes, tener una cobertura de servicios básicos inferior a la meta nacional en el área rural (establecida para el 2015) del 77% en agua potable, del 71% de saneamiento y 12% de tratamiento de aguas residuales, y pertenecer a las provincias priorizadas del Guayas, Loja, Azuay, Cotopaxi, Imbabura, Pastaza y Morona Santiago.

De acuerdo con la entidad, el impacto socio ambiental que generará Pirsa será cambiar notablemente las condiciones de vida de más de 300.000 habitantes, quienes gozarán de servicios básicos de calidad, de forma continua y eficiente; además, de fortalecer la capacidad de gestión de las comunidades operadoras y de los gobiernos Autónomos Descentralizados Municipales.

Al final se detalla que la inversión total para la ejecución de este programa, es de 60.6 millones de dólares./GFS/El Ciudadano