Noticias

Quince poblados aislados por la crecida de ríos

Cuatro horas de lluvias en la tarde del pasado domingo hicieron que crecieran los ríos El Palmar, Las Maromas, Chirimoya y Plátano en la parroquia La Unión de Santa Ana, en Manabí.

Así, poblaciones como El Palmar, El Limón, Las Maromas, Chirimoyas, San Felipe, Los Arenales, Corralones, Río Plátano, La Segua y otras permanecían aisladas hasta ayer en la mañana, indicó Jesús Morán, presidente de la junta parroquial de esta comunidad de Santa Ana.

“Los ríos crecieron y las poblaciones están aisladas porque ha habido deslaves y el paso de esos ríos generó un embanque… están aisladas quince comunidades”, explicó Morán.

Él esperaba ayer maquinaria de la Prefectura provincial para iniciar trabajos de retiro de lodo. Señaló que pese a estar incomunicadas estas poblaciones no ha habido afectaciones como las suscitadas la semana pasada en comunidades de la parroquia Abdón Calderón de Portoviejo.

El temporal también provocó inundaciones en casas y cultivos de la parroquia San Pablo de Pueblo Nuevo, localidad vecina de la parroquia La Unión. Ayer con dificultad varios productores de leche trasladaban el producto en caballos, por un puente colgante deteriorado y que ya casi rozaba con el paso de palizada sobre el río.

Santos Romero, habitante de la comunidad San Juan de las Cucarachas de la parroquia San Pablo de Pueblo Nuevo, señaló que incluso en ocasiones para poder entregar la leche atraviesan el correntoso río Pucón.

“Con estas lluvias ya hemos perdido cultivos de plátano, yuca, maíz”, relató Romero.

Unos mil dólares había invertido este año en cultivos Stalin Placencio, pero ayer ya veía con tristeza cómo plantaciones de cacao se perdían precisamente por el incremento del caudal del río Pucón.

La esposa de Placencio, Briceyda Espinoza, atinó a indicar que si el río incrementaba su caudal (ayer a las 11:00 había anegado su patio), no tenían otra opción que salir en pequeños soportes de palos de balsa y buscar alojamiento en una casa de caña que está a unos dos metros del nivel del suelo y que está ubicada a pocos pasos; ahí da refugio a sus siete hijos. (I)

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar