Confirman que EEUU también investiga a Joseph Blatter por la corrupción en la FIFA

Los medios estadounidenses The New York Times y ABC revelaron que la Fiscalía General de EEUU investiga a Joseph Blatter. Según el primero de estos dos medios, el suizo ha intentado por varios días separarse del escándalo de corrupción que sacude al fútbol planetario, sin embargo –en condición de anonimato– varios oficiales del FBI confirmaron que, efectivamente, es el objetivo de la investigación.

Agregaron, según el mismo periódico, que «en su esfuerzo por tener un caso contra Blatter, esperan lograr la cooperación de algunos de los dirigentes ya implicados».

«Ahora que van a querer salvarse, es probable que haya una carrera para ver quién lo entrega [a Blatter] primero», reveló una fuente a ABC, que explicó cómo los federales –por lo general– tratan de hacer que la gente delate a sus superiores.

Ayer, de hecho, se conoció que uno de los lugartenientes de Blatter, Jérôme Valcke, hizo transacciones bancarias por 10 millones de dólares. El dato es central en el escándalo decorrupción que sacude al fútbol mundial. Según deslizaron a The New York Times varios funcionarios vinculados a la investigación, la revelación pone el rastro del dinero muy cerca de Blatter.

Esta tarde, el presidente de la FIFA anunció, en rueda de prensa, que puso a disposición su cargoe informó que habrá un congreso extraordinario para elegir al nuevo mandatario del máximo organismo del fútbol mundial. «A pesar de haber sido apoyado en elecciones, ese apoyo no lo comparten todos. Por eso pongo mi renuncia a disposición de los dirigentes del mundo. Tomo esta decisión de renunciar para limpiar la imagen de la FIFA. La FIFA necesita una profunda reestructuración», aseguró Blatter.

Blatter fue elegido presidente el pasado viernes 29 de mayo, dos días después de la detención de siete altos cargos de la FIFA en Suiza a petición de la Justicia de Estados Unidos, que solicitó su extradición para juzgarlos por presunta corrupción.

El todavía presidente de la FIFA aseguró que seguirá en el cargo hasta que se celebre un nuevo congreso, que todavía no tiene fecha y en el que se decidirá el nombre del nuevo mandatario de la institución internacional. «Aunque los miembros de la FIFA me reeligieron presidente, parece ser que este lunes no fui apoyado por todo el mundo del fútbol, aquellos que inspiran la vida en el fútbol como hacemos en FIFA. Esto es por lo que convocaré un congreso extraordinario y pondré a disposición mi cargo, que va a ser cubierto lo más rápido posible y un nuevo presidente será elegido para sucederme», afirmó.