CifrasNoticias

Más de 6.300 afiliados del FCME han invertido en la hidroeléctrica Sabanilla

Parte de los $431’410.202 que constituyen los activos del Fondo de Cesantía del Magisterio Ecuatoriano (FCME) se encuentran en el Fideicomiso Magisterio Energía Renovable (FMER), que tiene el mandato único de comprar las acciones de la compañía Hidrelgen S.A., dedicada a promocionar, desarrollar, construir y operar centrales eléctricas. Su proyecto actual es la Central Hidroeléctrica Sabanilla, en la provincia de Zamora Chinchipe.

El costo del proyecto y del plan de manejo ambiental es de $ 62 millones, financiados así: $ 6 millones  otorgados por los inversionistas originarios, quienes hasta mayo pasado eran accionistas mayoritarios  de Hidrelgen; $ 12 millones  abonados  por los nuevos accionistas, el FMER; y $ 44 millones correspondientes a títulos valores o deuda, la que se cubrirá en 10 años.

Los $ 12 millones entregados a nombre del FMER,  explica Juan José Castelló -quien hasta el sábado presidió el FCME por 14 años y fue candidato a la Presidencia de la República por el MPD-, provienen de 6.378 personas, entre afiliados,     jubilados y familiares del Fondo de Cesantía del Magisterio. “Los maestros resolvimos invertir en una pequeña central hidroeléctrica. La ley dice que el Estado tiene exclusiva potestad sobre toda central que genere más de 50 megavatios, pero si es menor lo puede hacer el sector privado. Este es un proyecto privado”, reiteró.

La propuesta de invertir en Sabanilla llegó a Castelló en enero de este año a través de Édison Ortíz, contó el exdirigente de los maestros en un diálogo con ELTELÉGRAFO. Saber que Hidrelgen, entonces propiedad de la familia Jácome, adquirió la concesión  por 50 años para proveer de energía eléctrica a esa localidad y que durante 15 años el  Consejo Nacional de Electricidad (Conelec) compraría el servicio a una tarifa fija, habría motivado que el Fondo de Cesantía invitase a sus socios a invertir en el proyecto, con una base de $1.000.

¿Hidrelgen, la empresa de los maestros?     

La hidroeléctrica se construye en  la confluencia de los ríos Sabanilla y Zamora, y actualmente el Fideicomiso Magisterio Energía Renovable (FMER) es el principal accionista de Hidrelgen, que según información pública de la Superintendencia de Compañías (SC), ha invertido            $ 6’025.000 de capital; que sumado a los aportes de los hermanos Carlos y Eduardo Jácome Merino con $ 1’333.871 y $ 1’639.054 respectivamente; de Enrique Galo Recalde  $ 1’511.146 y de otros, suman $12’213.788 de capital suscrito.

En la SC, Juan José Castelló consta como presidente de Hidrelgen S.A., su hermano, Francisco  Castelló León, como gerente general y Recalde como vicepresidente. “Mi hermano fue elegido como gerente por el Directorio. Él no es accionista y gana un salario dirigiendo la construcción de la hidroeléctrica; y el señor Recalde pertenece a los accionistas originales”, aclaró Castelló.

¿Cómo se creó el FMER?

Mediante escritura pública del 26 de julio de 2013, inscrita en la Notaría 38 de Guayaquil, se creó el Fideicomiso en el que Juan José Castelló, Jeaneth Yépez Avilés (vocal principal del FCME y hermana de Álex Yépez Avilés, dueño de una de las 3 principales proveedoras de los 32 proyectos inmobiliarios del FCME), Jorsi Macías Cabello (vicepresidente de Gestión Institucional del FCME), Norma Quishpe Flores (tesoreradel FCME), María Villava Rizo (presidenta del FCME en Guayas) y el FCME constan como constituyentes y beneficiarios.

El Fideicomiso se constituyó con el fin de participar como accionista de Hidrelgen S.A. hasta absorber   la totalidad de sus acciones. Así consta en el informe de la empresa Zion, administradora de fondos y fideicomisos.  Es decir, el Fideicomiso Magisterio es administrado por 5 miembros de los 11 que integran el Directorio del Fondo de Cesantía.

Para Castelló dirigir simultáneamente el ente financiero de los docentes e  Hidrelgen nunca significó un conflicto de intereses, pues era su responsabilidad como uno de los constituyentes del Fideicomiso. Sin embargo, aclara que el proyecto de inversión no pertenece al Fondo de Cesantía sino únicamente a los 6.378 docentes que decidieron comprar acciones allí, incluido él, con un capital de $1.000. Y “por facilidades administrativas” -explicó- se escogió a 4 miembros del Directorio del FCME para que constituyeran el Fideicomiso y, a su vez, asumieran la dirección de Hidrelgen.

Eso provocó que mediante el oficio IRG-DASS-2014-072, del 28 de julio pasado, el Intendente Regional de Guayaquil de la Superintendencia de Bancos (SB) advirtiera que, en torno a la intención del FCME de comprar $20 millones en títulos de la Central Hidroeléctrica Sabanilla, a cargo de Hidrelgen, existiría un conflicto de intereses. Por lo que dispuso que se abstengan “de realizar la mencionada inversión hasta que esta Superintendencia cuente con mayores elementos de juicio para realizar un análisis minucioso de la operación”.

Al respecto, Castelló  dijo a ELTELÉGRAFO que se habría reunido con la entidad de control hace 2 semanas para entregar toda la información. Y agregó que durante la asamblea del Magisterio, realizada el sábado en el Hotel Crown Plaza de Quito, anunciaría su retiro del proyecto y vendería sus acciones: “Voy a salir de esto porque como soy presidente del FMCE y estoy en el ojo del huracán, me apenaría mucho que por un problema de naturaleza política la Central sea afectada”.  En esa cita, Jorge Valverde reemplazó en funciones a Castelló.

Fuente: Diario El Telégrafo

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar