Nicaragua: tres muertos en operativo policial y paramilitar

El director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH, independiente), Alvaro Leiva, dijo que el ataque fue perpetrado por unos 200 policías y elementos civiles armados para retirar las barricadas puestas por manifestantes en el barrio de Sutiaba.

Muchos de los jóvenes detenidos fueron sacados de sus casas con violencia y sin órdenes judiciales de arresto, comentó el director jurídico del no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Gonzalo Carrión, a la agencia de noticias DPA.

Desde el inicio de la crisis en abril, 309 personas han resultado muertas y unas 1.500 heridas, según la ANPDH. El Cenidh reporta 220 víctimas y el Gobierno solamente reconoce 47 fallecidos.

Este jueves, Estados Unidos impuso las primeras sanciones contra tres altos cargos de Nicaragua, considerados “el anillo de poder” de Ortega: su consuegro Francisco Díaz, subdirector de la Policía; Francisco López, vicepresidente de la petrolera Albanisa y tesorero del partido FSLN; y Fidel Moreno, secretario general de la Alcaldía de Managua y muy cercano a la vicepresidenta Rosario Murillo.

El Departamento del Tesoro y el Departamento de Estado los sancionaron conjuntamente por violaciones a los derechos humanos y corrupción. Quedan congelados todos los bienes y activos que tengan en Estados Unidos y se prohíbe a todo ciudadano estadounidense hacer transacciones con ellos. También se veta su ingreso al país.

“La violencia perpetrada por el Gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega contra el pueblo nicaragüense y los intentos de aquellos cercanos al régimen de Ortega para enriquecerse ilícitamente son profundamente perturbadores y completamente inaceptables”, dijo Sigal Mandelker, subsecretario del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba