Nebot y la caída de árboles

Se indemniza  cuando hay culpa,  pero siempre se ayuda voluntariamente a los perjudicados. Esa es nuestra forma de proceder.
Que ciertos árboles se caigan por una fuerte tormenta  no es culpa de la Municipalidad  y, por lo tanto, no hay que indemnizar.
Pero he ordenado a los directores pertinentes que se hagan presentes para establecer qué tipo de ayuda voluntaria podemos dar a los posibles afectados.
 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba