Nassib Neme: Alguien debería quitarle el teléfono a Aquiles Álvarez

“Alguien debería quitarle el teléfono” a Aquiles Álvarez. Esa fue la reacción del presidente de Emelec, Nassib Neme, luego de que el vicepresidente deportivo de Barcelona Sporting Club manifestara en Twitter, la noche del sábado, su incomodidad por un polémico penal que decidió la victoria del club millonario (1-0), líder de la LigaPro Serie A 2021, sobre Guayaquil City.

“¡No podía faltar don Guille! Era una orden, don Guille. El empleado del mes”, publicó Álvarez en redes sociales, luego de que el árbitro Guillermo Guerrero decretara una controversial pena máxima que el volante uruguayo Sebastián Rodríguez capitalizó para el triunfo de los eléctricos en el estadio George Capwell, en medio de los reclamos del cuerpo técnico y jugadores albicelestes.

Neme, en contacto con este Diario, reaccionó: “¡Es un penal muy claro! La ignorancia en las reglas de este juego es atrevida, y el fanatismo, ciego. Con respecto a los involucrados de Guayaquil City, están en su derecho de ser parte de la polémica, aunque sus reclamos son equivocados. El otro en mención, Álvarez, ¡está recurrentemente cuestionando y objetando decisiones arbitrales de partidos donde su equipo ni siquiera es parte! ¡Lo hace sin respetar rivales, clubes y personas involucradas! A su solo básico conocimiento de las reglas de este juego le agrega su fanatismo y llanto histriónico para lanzar tuits en detrimento de terceros. ¡Es el juez de jueces de todos los partidos, donde el sujeto en mención le interesa algún resultado! ¡Es un comentario arbitrario e interesado y se evidencia por sí mismo! Y eso debe preocuparnos a todos. Parece que las disputas deportivas se están llevando al plano personal, y el abuso de los tuiteros no puede de ninguna manera ser beneficioso para el fútbol ecuatoriano”.

A criterio del presidente eléctrico, “la mano derecha del portero (del City, Gonzalo Valle) va contra el pie izquierdo del delantero (Alejandro Cabeza)” en la acción discutida”. “Es claro penal”, sentenció.

Sobre el dirigente canario, Neme prosiguió: “La tan cacareada unidad que se busca en el fútbol ecuatoriano debe comenzar por la sinceridad. Si no podemos decir la verdad, mal podemos hablar de unidad. Lo que ha sucedido en algunos casos es indignante y rebasa los límites bastante desgastados de la respetuosa relación que los dirigentes deben observar. Aquiles Álvarez, en su fanatismo extremo, cuando mira los partidos de fútbol de Emelec es un imán de problemas. Un coche bomba. Alguien debería quitarle el teléfono, ¡lo más lejos de él!”.

“De nuestra parte encontrarán siempre rechazo a estas prácticas mafiosas. Seremos frontales para señalar estas acciones. Ante esto, tengo que expresar mi opinión, con respeto, pero sin temor alguno”, añadió el principal directivo de Emelec.

Vía El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba