Sociedad

Músicos rinden tributo al pasillo costeño en CD

Hace más o menos cinco décadas, en una esquina de las calles Sucre y Santa Elena, se conocieron Héctor Napolitano y Clemente Muñoz. Entonces, aquellos jóvenes amantes de la música nacional se juntaban por lo menos una vez a la semana para “alguna tocada”. Al poco tiempo se les unió Eduardo Egas y desde allí, entre ellos, se formó una fuerte amistad.

Sus voces no solo se siguen escuchando en aquella céntrica esquina, ahora están plasmadas en Napo y Los Lagarteros, la nueva producción discográfica del autor de Gringa loca, Bolón de verde, Sancocho de hueso blanco, Te conocí en la 18 o Guajira a Guayaquil.

“Ellos cantan, tocan; yo arreglo y también toco y va a ser un disco muy lindo, porque siempre lo quise hacer, porque tengo cincuenta años queriéndolo hacer, es uno de mis tantos anhelos y deseos que se me han cumplido”, manifiesta sobre este álbum el Viejo Napo, como también se conoce al trovador.

La idea del disco rondaba por la cabeza de Napolitano hace veinte años y se empezó a hacer realidad en julio pasado en los estudios Pulpo, de Sergio Vivar.

Napo y Los Lagarteros fue producido por el cantante, recalca, con el apoyo del Municipio de Guayaquil.

Afirma que en el álbum, que incluye una selección de pasillos de reconocidos autores de la Costa, se habla de identidad cultural guayaquileña y que “no se puede dejar mejor marca cultural en este disco que haberlo hecho con Clemente y con Lalo”.

Fueron muchos los temas que quiso incluir en el disco, pero se decidió a plasmar los más representativos de Carlos Rubira Infante y de Enrique el Pollo Ibáñez.

Muñoz y Egas se sienten emocionados por este proyecto, no solo porque cantan con su amigo de años o porque le rinden tributo al pasillo costeño, sino también porque es la primera vez que sus voces son llevadas a un álbum. Dicen que antes no se les había presentado la oportunidad.

Temas como Chica linda, Alegre playita mía, La naranja, Endecha, Yo me he visto en tus ojos, o Sé que me matas son parte de esta producción, que además cuenta con dos temas de Napolitano (El cangrejo criminal y Una corta canción de amor) al estilo pasillo blues.

Su hijo Lucas Napolitano introduce este género.

La presentación del disco será el 25 de agosto, a las 18:00, en el Teatro José de la Cuadra (junto a Las Peñas), en un concierto gratuito. Estará a la venta ese día a $ 5, aún no se prevé comercializarlo.

Fuente: El Universo

ra

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar