Ministro de Defensa reitera que los fusiles chinos, entregados al correísmo, serán destruidos

La orden para fundir 10 000 fusiles que donó China Ecuador en el 2016 se mantiene. El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, señaló que el armamento “no presta las condiciones” para que los militares ecuatorianos lo usen.

Las declaraciones del titular de Defensa se realizaron este martes 11 de mayo del 2021 tras la ceremonia por la entrega de 12 lanchas para patrullaje fluvial que Ecuador compró a una empresa israelí a USD 7,9 millones.

Jarrín indicó en Francisco de Orellana (Coca) que los fusiles chinos habían sido usados antes de que lleguen a Ecuador, “tienen fallas de funcionamiento y no tiene seguridad para el usuario”.

La respuesta de Jarrín se produjo antes las declaraciones del agregado militar de la Embajada de China en Ecuador, Tu Fachao, quien mencionó en una entrevista con diario El Universo que le sorprendió el anuncio de la destrucción de los fusiles que había anunciado el Ministro el 7 de abril último.

Jarrín dijo este martes que para tomar la decisión de destruir el armamento donado se tomó en consideración informes de Contraloría, de la fábrica de Municiones Santa Bárbara y del Grupo de Fuerzas Especiales de las Fuerzas Armadas. “Son tres informes que nos hacen pensar que esos fusiles no tienen la capacidad para que se puedan desempeñar nuestros soldados”.

El Ministro dijo que no ha recibido ninguna comunicación por parte de la Embajada para reemplazar la donación por otro tipo de armamento “Pero si la hay la aceptaríamos de inmediato”. También descartó que exista un plan para adaptarlos y así incorporarlos a las armas de dotación de los soldados.

“Si nosotros queremos tener a nuestro personal con seguridad debemos tener material que le dé seguridad. No podemos hacer adaptaciones o aproximaciones de mejoramiento de un material usado. Eso no es una donación seria y responsable”.

En cuanto a la suspensión del proceso de venta de los helicópteros Dhruv, el Ministro indicó que se postergó el proceso hasta que la Fiscalía termine con las investigaciones. El 18 de diciembre del 2020, esa entidad pidió reabrir el caso por presunto peculado en la adquisición de las aeronaves. Jarrín indicó este martes que ya existe una oferta de una embajada cuyo nombre mantuvo en reserva.

“Pero nosotros consideramos que ese material debe ser vendido, porque está en buenas condiciones en cuanto a repuestos, los motores son nuevos, con mantenimiento, están embalados, guardados y eso se requiere vender para tener los recursos de las Fuerzas Armadas”, añadió. Dijo que el tiempo para su venta dependerá de la terminación de las pesquisas en este caso por parte de la Fiscalía.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba