Ministerio de la Producción y Embajador de la Unión Europea proponen mantener legislación en materia de pesca

El Ministerio de la Producción, Comercio, Inversiones y Pesca, a través de su titular, Julio José Prado y el embajador de la Unión Europea, Charles-Michel Geurts, en la Comisión de Soberanía Alimentaria y Desarrollo del Sector Agropecuario y Pesquero, coincidieron en que, por el momento, no se requieren reformas a la Ley para el Desarrollo de la Acuicultura y Pesca, pues una vez en vigencia su Reglamento, es necesario esperar la implementación de la normativa para evaluar si se deben o no introducir cambios.

Tanto el ministro Prado, como el viceministro de Acuacultura y Pesca, Andrés Arens y Juan Javier García, director del Instituto Público de Investigación sobre estas materias defendieron la vigencia de la ley, que es sumamente nueva para tratar una eventual reforma.

Julio José Prado recordó que hace cuatro días el jefe de Estado, Guillermo Lasso, firmó el Reglamento a la Ley de Acuicultura y Pesca, con lo cual se puede aplicar la normativa en cada uno de los capítulos, tras explicar que la tarjeta amarilla emitida por la Unión Europea respondió a la falta de una normativa efectiva y eficaz para controlar la pesca ilegal y que responda a los estándares internacionales, considerando que Europa es el primer destino de las exportaciones de la pesca ecuatoriana.

De su lado, Charles-Michel Geurts, embajador de la Unión Europea, aseguró que la tarjeta amarilla, emitida en 2015, sin que constituya una sanción para Ecuador, declaraba que -en ese momento- se trataba de un país no cooperante con el esfuerzo de lucha contra la pesca ilegal y no reglamentada. Posteriormente, en 2018 se suscribió un compromiso del país para controlar este tipo de pesca irregular, que incluía la discusión de la nueva Ley de Acuicultura y Pesca. Hoy, con la Ley y su Reglamento, Ecuador podrá cumplir a cabalidad con el referido compromiso, dijo.

Igualmente, desde la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Agustín Zimmermann, representante en Ecuador, informó que esta instancia internacional prestó su contingente técnico, tanto para la construcción de la Ley Orgánica para el Desarrollo de la Acuicultura y Pesca, como para la elaboración de su Reglamento.

A criterio de la FAO la legislación de Ecuador en materia de pesca cumple los estándares internacionales, sobre todo, con la regulación para la pesca artesanal, que es una de las preocupaciones del organismo de Naciones Unidas.

Mariano Curicama, presidente de la comisión, tras agradecer el aporte de las autoridades del Ministerio de la Producción, de la delegación diplomática de la Unión Europea y de la FAO, reiteró que este proyecto de reformas a la Ley para el Desarrollo de la Acuicultura y Pesca es heredado de la administración anterior y es obligación del organismo legislativo cumplir con el trámite previsto en la Constitución y la Ley Orgánica de la Función Legislativa.

EG/pv

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba