Milan consiguió un triunfo agónico ante el Atleti y dejó la zona al rojo vivo

En lo que podía ser una jornada definitoria o que incluso abriera las posibilidades y en lo que a priori apuntaba a un gran partido en el Wanda Metropolitano, así fue con la victoria ajustada de Milan por 1-0 contra Atlético de Madrid para dejar bien abierto el Grupo B de la UEFA Champions League.

Al estar necesitado sí o sí de una victoria en España, el Rossonero fue el que salió a proponer desde un arranque contra un Colchonero al que la igualdad no le sentaba del todo mal incluso antes del silbatazo inicial.

Sin embargo, la presencia de Brahim Díaz jugó un arma de doble filo: si bien fue el que más movilidad mostró en el conjunto italiano, su falencia en los pases claves se hizo notar. Mientras tanto, Theo Hernández y sus intentos desde lejos no sirvieron.

Mientras tanto, los Rojiblancos tampoco hicieron bien las cosas de cara al arco tival tanto en el primer tiempo con oportunidades de Luis Suárez, como en el segundo con la más clara a su favor mediante Rodrigo De Paul y una gran volea que el arquero rival tapó bien.

 

Cuando parecía que nada más iba a pasar en un partido en el que los de Diego Simeone siguieron especulando con el marcador, el Rossonero encontró un poco de justicia al ser el equipo que propuso con la anotación de Junior Messias a los XX minutos de juego con el cabezazo tras el centro de Franck Kessie.

Con este resultado, Milan quedó con opciones de pasar a octavos de final u optar por meterse a la UEFA Europa League. Mientras tanto, Atlético de Madrid se jugará todo en el mano a mano contra Porto en la última fecha. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba