Mientras unos sectores celebran que el IVA no suba, otros advierten impacto en inversión y crédito que tendrán contribuciones aprobadas

La propuesta tributaria que se aprobó en la Asamblea Nacional dejó sectores contentos y a otros preocupados por que no tuvo votos: el incremento al impuesto al valor agregado (IVA), y por lo que sí obtuvo respaldo de las bancadas: la creación de contribuciones que deberán pagar las empresas y los bancos en función de sus utilidades.

El sector sindicalista, que se apostó afuera de la Asamblea mientras se dio la votación, fue de los primeros en celebrar que se haya rechazado que el IVA del 12 % pase al 13 % de forma permanente y al 15 % por tres años. Para la Confederación de Organizaciones Sindicales Libres (Ceols) la no aprobación de la subida del IVA es un triunfo del pueblo.

Mientras, Alberto Acosta Burneo, editor de la publicación Análisis Semanal, calificó como paquetazo tributario lo aprobado por la Asamblea.

“El impuesto a la salida de divisas (ISD) a 5 % encarece y lo pagamos todos”. Sobre la contribución de las empresas dijo que “3,25 % de utilidades es igual a menos dinero para la inversión” y en el caso de la contribución aprobada para los bancos y cooperativas de ahorro y crédito considera que “es igual a menos crédito. No es necesario estar en la presidencia para destruir empleos y bienestar”, sostuvo el analista económico.

Sobre la contribución de la banca, el Banco Central del Ecuador (BCE) había indicado horas antes que “estas medidas afectarían el nivel de liquidez del sistema financiero, restándole capacidad para conceder nuevos créditos requeridos por los sectores productivos y los hogares”.

Por su parte, Marco Rodríguez, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), aseguró que en el informe del BCE se destaca que, de aprobarse el impuesto a las utilidades de los bancos, se proyecta una disminución del crecimiento económico entre 0,4 % y 1,1 % en el presente año. Esto debido a la contracción de crédito como consecuencia de la afectación de la liquidez del sistema financiero.

“Esta información oficial confirma lo que Asobanca ha venido comunicando. El resultado de implementar más impuestos, será menos crédito, menos crecimiento de la economía y por lo tanto menos empleos”, sostuvo el gremio a través de un comunicado.

La propuesta aprobada contempla que los bancos y cooperativas deberán pagar una contribución que va del 5 % al 25 % de la utilidad gravada con el impuesto a la renta del ejercicio fiscal 2023.

El cobro de esta contribución representaría al Estado un ingreso de $ 145,9 millones, según el informe para segundo debate aprobado por la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea.

Asobanca lo considera confiscatorio. “Estamos dispuestos a colaborar… Sin embargo, en el proyecto de reforma tributaria se planea una contribución al sector productivo en general, pero a la banca se le pretende dar un trato distinto y discriminatorio. No podemos aceptar que se le quiera cargar el peso de lo que debe ser una contribución constituida bajo principios de proporcionalidad racional y equidad entre los diversos sectores empresariales, y no bajo criterios políticos de odio y discriminación”, sostuvo en un comunicado publicado el domingo pasado.

Las tarifas propuestas para la contribución de la banca van en escala, de acuerdo al monto de sus utilidades. A más ganancia, mayor es el porcentaje de aporte.

  • Si las utilidades del 2023 fueron mayores a $ 100 ́millones, la contribución será del 25 %. Serán los bancos Pichincha, Pacífico y Guayaquil los que deberán aportar con ese 25 %. El 17 de enero pasado el propio Banco del Pacífico informó que alcanzó una utilidad neta de $ 122,6 millones; mientras que Pichincha consta con $ 185,2 millones y Banco Guayaquil con $ 121,7 millones en la base de datos de Asobanca.
  • La segunda contribución más alta es del 20 % si la utilidad fue entre $ 50 millones y $ 100 millones. En este grupo estarían cuatro bancos: Produbanco, Bolivariano, Internacional y Diners Club. Los tres primeros reportan ganancias de entre $ 62 millones y $ 65 millones, y Diners $ 57 millones.
  • El 15 % se plantea para los bancos con utilidades mayores a $ 10 millones y hasta $ 50 ́millones. Aquí estarían Austro y Rumiñahui con $ 16,3 millones y $ 14,3 millones. El proyecto especifica que la contribución la deben hacer también las sucursales de bancos extranjeros domiciliados en Ecuador. Citibank consta con $ 16,7 millones de utilidad.
  • Si las utilidades son superiores a $ 5 millones hasta $ 10 millones, la contribución sería del 10 %. Aquí son tres los bancos que deberían aportar una décima parte de sus utilidades: Machala, Solidario y Loja.
  • La mejor contribución de 5 % es para los bancos que ganaron menos de $ 5 millones. Ese porcentaje lo pagarían Codesarrollo, VisionFund, CoopNacional, Banco Amazonas y Banco del Litoral.

Hay otras seis entidades bancarias que no entran a la propuesta, pues no reportan utilidades.

Fuente: El Universo

Compartir esta noticia

Facebook
Twitter
Scroll al inicio