México afirma que imposición de aranceles no disminuirá el flujo migratorio


El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, enfatizó que la imposición de aranceles a México será muy costosa para las economías y consumidores de México y Estados Unidos (EE.UU.), además de que la medida no solucionara la crisis migratoria.

“La imposición de aranceles junto con la decisión de cancelar los programas de ayuda a los países del norte de Centroamérica podrían tener un efecto contraproducente y no reducirá los flujos migratorios. Las tarifas podrían causar inestabilidad financiera y económica, lo que significa que México podría reducir su capacidad para abordar los flujos migratorios y ofrecer alternativas a los nuevos migrantes”, dijo en rueda de prensa en la embajada de México en Washington.

El canciller recordó que el flujo migratorio hacia EE.UU. es principalmente de Centroamérica no de México y que el país está trabajando bajo su política presentada en diciembre abordando las causas fundamentales de la migración y trabajando la propuesta del Plan de Desarrollo Integral para Guatemala, Honduras, El Salvador y México.

“Estamos en EE.UU. no solamente para conversar sino para trazar medidas exitosas, esa es la posición mexicana (…) El límite de las negociaciones que podamos tener está dado por la Constitución mexicana, la política migratoria que suscribimos en Marrakech y la dignidad de México. Nos unimos a la medida de apoyar Centroamérica, esto lo pondremos sobre la mesa, medidas coercitivas no van a funcionar no están resultando”, manifestó al ser cuestionado sobre las concesiones que puede hacer México a EE.UU.

En cuanto al cumplimiento de las leyes migratorias mexicanas, de diciembre a mayo del 2019, México detuvo a 80.537 personas y las devolvió a sus países de origen, principalmente a los países del Triángulo del Norte de Centroamérica.

“Estas acciones han tenido un importante costo financiero para el gobierno mexicano: el país proporciona a los migrantes refugio, comidas, transporte y asistencia médica”, detalló.

De enero a mayo de este año, 24.451 personas solicitaron refugio en México, significa más de dos terceras partes del total de solicitudes presentadas en el año anterior. Si continúan las tendencias actuales, se estima que el número rebase las 60.000 solicitudes de refugio para finales del 2019.

LHBS-americaeconomia.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba