Merkel quiere que Europa y Estados Unidos apunten a un nuevo acuerdo comercial

Un acuerdo comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea “tendría mucho sentido”, dijo la canciller alemana, Angela Merkel, en un discurso en el que dio la bienvenida al regreso de Estados Unidos al redil multilateral bajo el presidente Joe Biden.

El entusiasmo alemán por un acuerdo comercial y lazos transatlánticos más fuertes puede tener que lidiar con un enfoque más cauteloso en Francia, donde el presidente Emmanuel Macron ha dado prioridad a reducir la dependencia europea de las superpotencias rivales.

Merkel dijo que si bien Alemania no tenía interés en un mundo dividido en bandos como lo fue en la Guerra Fría, era bueno que Estados Unidos, el “aliado más importante” de Europa, estuviera al lado de Europa en rivalidades con China y Rusia.

“Siempre he apoyado un acuerdo comercial entre los Estados Unidos de América y la Unión Europea”, dijo en una conferencia de Berlín sobre el futuro de los lazos transatlánticos.

“Tenemos acuerdos comerciales con tantas regiones del mundo. Tendría mucho sentido desarrollar un acuerdo comercial de este tipo aquí, similar a lo que hemos hecho con Canadá”, agregó.

El coordinador transatlántico de Merkel, Peter Beyer, dijo a Reuters en febrero que Alemania y la nueva administración estadounidense deberían “pensar en grande” y apuntar a una agenda ambiciosa que incluya un acuerdo comercial para abolir los aranceles industriales y una reforma de la OMC para aumentar la presión sobre China. 

La Unión Europea ha puesto la reforma de la Organización Mundial del Comercio en el centro de su estrategia comercial para la próxima década, diciendo que las reglas globales sobre comercio deben ser más ecológicas, tener más en cuenta los subsidios estatales y ser aplicadas. 

La propia UE se siente golpeada por las guerras comerciales, el Brexit y lo que considera una competencia desleal de China, a la que percibe como un “rival sistémico”, y está tomando medidas más firmes para hacer cumplir las reglas del comercio mundial y garantizar la igualdad de condiciones.

Merkel dijo que a pesar de los problemas con su ratificación en la UE, el acuerdo de inversión planificado del bloque con China, el acuerdo integral de inversión (CAI), es un “compromiso muy importante, porque nos da más reciprocidad en el acceso al mercado”.

Al mismo tiempo, es necesario abordar “toda la gama de cuestiones” con China, incluido su historial de derechos humanos, agregó.

El ejecutivo de la UE ha aclamado al CAI, lanzado a finales de 2020, como un medio para asegurar un mejor acceso de las empresas europeas a los mercados chinos y reparar los lazos económicos desequilibrados.

Pero las preocupaciones sobre el historial de derechos humanos y laborales de China y el escepticismo de Estados Unidos ya habían puesto en duda el proceso de aprobación del acuerdo incluso antes de que China incluyera en la lista negra a cinco miembros del Parlamento Europeo en sanciones de ojo por ojo.

 

Fuente: reuters.com

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba