Máxima alerta por riesgo de atentado

Tres semanas después del atentado que destruyó el destacamento policial de San Lorenzo en Esmeraldas, la Policía dispuso a sus uniformados reforzar la seguridad en repartos, comandos provinciales y Policía Comunitaria.

A través de un mensaje interno también sugirió evitar “el exceso de confianza en prevenciones y rastrillos”. El ‘telegrama circular’ calificado como urgente fue emitido a las 20:00 del jueves y se emitió para que se “alerte de una amenaza con artefactos explosivos en unidades policiales de la misma tipología que en San Lorenzo”.

El comandante de Policía, Ramiro Mantilla, aseguró que “continuamente estamos recordando a nuestros jefes de las unidades policiales que mejoren las seguridades de las instalaciones”.

El ministro del Interior, César Navas, confirmó a EXPRESO que en el mensaje ‘secreto y reservado’ que se filtró, se pidió tener mayor precaución en los repartos ante posibles amenazas.

La difusión del telegrama coincidió con un hecho que, a las 18:48 del mismo jueves, alarmó a la población de Colta, en Chimborazo, en donde una persona falleció carbonizada como consecuencia del incendio y posterior explosión del vehículo blanco en el que se desplazaba por la carretera. Al final de la tarde, el Gobierno confirmó que se trató de un accidente (ver recuadro).

Ayer, en algunos repartos policiales las medidas de protección se reforzaron. En los exteriores de la Unidad Eugenio Espejo (antiguo Regimiento Quito 1), por ejemplo, se formó una barricada con vallas de seguridad.

El comandante informó que, a raíz del atentado con coche bomba en San Lorenzo, hubo varias alertas sobre la posible colocación de objetos explosivos en instalaciones militares y policiales. Aseguró que la Policía no puede dar por descontado estas alertas o tener excesiva confianza.

Navas pidió no vincular lo ocurrido en San Lorenzo con lo que se produjo en Colta porque se podría provocar pánico en los ciudadanos. En el mismo sentido el ministro de Defensa, Patricio Zambrano, descartó también alguna relación de los dos hechos.

Adicionalmente, el ministro Navas reveló que en la frontera norte y en el resto del país el trabajo policial está las 24 horas al servicio de los ciudadanos.

Luego del atentado de San Lorenzo, que dejó 28 heridos leves y más de 37 casas destruidas, se incrementaron los patrullajes las 24 horas, se reforzaron controles en los alrededores de las unidades, patrullajes a pie y la prohibición de estacionarse cerca de los repartos policiales.

El día del atentado el presidente Lenín Moreno señaló que “es un acto terrorista ligado a bandas de narcotraficantes que han sido golpeadas por las fuerzas de seguridad del Estado ecuatoriano”.

Lugares de los incidentes

San Lorenzo

San Lorenzo es un cantón y puerto de la provincia de Esmeraldas de 3.106 kilómetros cuadrados. Tiene alrededor de 42.000 habitantes y está a unos 80 kilómetros en línea recta de la frontera con Colombia. Es una zona que en la que se han producido hasta 80 asesinatos al año vinculados con el narcotráfico.

Cantón Colta

El cantón ColtaChimborazo, de 840 kilómetros cuadrados, es una de las ciudades más altas del Ecuador, ubicada a 3.212 sobre el nivel del mar. Se encuentra casi a 18 kilómetros de Riobamba en la vía hacia Guayaquil, ciudad que está a 215 kilómetros. Cuenta con 47.600 habitantes.

La explosión en Colta fue accidental

La confirmación les tomó menos de 24 horas: la explosión de un vehículo en el sector de Colta, en Chimborazo, fue accidental. Según el Ministerio del Interior, expertos en explosivos del GIR y peritos de criminalística, que se desplazaron al sitio del incidente, recabaron elementos por los cuales se presume que el vehículo se habría incendiado y luego explotó. “No se han encontrado indicios de material explosivo”, aseguró la entidad en un comunicado.

Todavía se analiza el tipo de sustancia química que pudo haber causado la explosión, pero el Gobierno dice que “se puede afirmar que no se trataría de un atentado”. Hubo un muerto.

Fiscalía

Frente común con Colombia

El encuentro entre el fiscal Carlos Baca y su homólogo colombiano, Néstor Martínez, terminó con cuatro acuerdos para “profundizar estrategias conjuntas de lucha contra la delincuencia transnacional organizada”.

Las dos entidades constituirán un frente común para combatir las diversas modalidades del crimen organizado en la frontera norte, impulsarán la conformación de equipos conjuntos de investigación, compartirán estrategias para investigar y procesar de manera efectiva a las organizaciones criminales transnacionales y aumentarán el intercambio de información.

Fuente: Expreso

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba