Mauricio Pozo: ‘Hay apertura’ del FMI para renegociar con el nuevo gobierno

Tras el viaje a Washington (Estados Unidos) en días pasados, el ministro de Economía y Finanzas, Mauricio Pozo, aseguró que existe flexibilidad y apertura del organismo para renegociar con el siguiente gobierno, que será presidido por el presidente electo, Guillermo Lasso.

Pozo señaló que se reunió con Alejandro Werner, director del Departamento para el Hemisferio Occidental del FMI y Ceyda Oner, jefa de la Misión para Ecuador del organismo. Además, en la visita estuvo presente Simón Cueva, parte del equipo de transición de Lasso y próximo ministro de Economía y Finanzas.

“Ha habido una gran apertura, una gran disposición. Yo veo una actitud de flexibilidad del FMI y por lo tanto no veo problemas para que el nuevo gobierno pueda hacer ajustes al programa y poder replantear algunas metas, de tal suerte que sea viable y evite un tipo de secuela, y más aún con lo que está pasando en el caso de nuestro vecino país Colombia”, dijo Pozo.

Pozo añadió que no hay fecha para el desembolso pendiente por 400 millones de dólares que será posible gracias a la aprobación a la Ley para la Defensa de la Dolarización. “Dejamos lista la alfombra para el siguiente desembolso”, dijo el titular de Finanzas.

En ese contexto, las necesidades de financiamiento para este año alcanzan los 8.700 millones de dólares, dijo Pozo. de los cuales 3.900 millones de dólares corresponderán al déficit fiscal.

Entre las opciones de financiamiento que tendrá el gobierno entrante está China, y contratos con el DFC (Corporación Financiera de Desarrollo de Estados Unidos).

El titular de Finanzas señaló que la deuda ecuatoriana, si bien va a terminar en montos mayores a los que se registraban cuando se recibió el Gobierno, tiene una mejor estructura (mejores tasas y plazos más amplios). Recordó que a finales del Gobierno de Correa la deuda consolidada era de 27.871 millones de dólares. No obstante, esta cifra no transparentaba el volumen real de las obligaciones, pues no tomaba en cuenta la deuda interna con el IESS, los Cetes y pasivos contingentes.

El titular de la cartera de Estado aseguró que que no era posible cortar el endeudamiento de manera inmediata, pues hubiese generado un shock a la economía. (Expreso)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba