Mauricio Pochettino es intocable en el Chelsea y su despido podría causar una catástrofe

El Chelsea vive un momento crítico. Los Blues son considerados, por su historia, como uno de los seis grandes -Big Six- de la Premier League, pero de la mano de Mauricio Pochettino, las cosas no van para nada bien. Sin embargo, la dirigencia estaría atada de pies y manos en lo que al futuro del entrenador argentino respecta.

De acuerdo a los reportes que llegan de Inglaterra, el Chelsea se encuentra demasiado cerca del límite del Fair Play Financiero fijado para la máxima división inglesa. A raíz de ello, sumar un pasivo como la indemnización por despido de Pochettino terminaría de derrumbar las finanzas del club.

Poch tiene contrato con el Chelsea hasta el final de la próxima temporada; es decir, hasta junio del 2025. Pero en lo futbolístico las cosas no van bien, especialmente después de las recientes goleadas sufrida ante Liverpool y Wolves.

Aún así, los Blues se las ingeniaron para llegar a la final de la Carabao Cup, donde enfrentarán a los Reds, que los vencieron por 4 a 1 en Stamford Bridge hace apenas unos días.

Problemas para Enzo Fernández: Advierten una quita de puntos histórica para el Chelsea

Echar a Pochettino y su cuerpo técnico le costaría al Chelsea alrededor de 10 millones de libras, que se sumarían a los 23 millones ya gastados en las indemnizaciones de Graham Potter y Thomas Tuchel, los dos entrenadores previos en el primer equipo.

Además, el club lleva invertidos más de 1000 millones de euros en fichajes de futbolistas, y las ventas que han realizado no son suficientes para compensar lo gastado en los últimos mercados.

Lo cierto es que la Premier League permite un déficit de 105 millones de libras en un período de tres años, y que cualquier equipo que supere estos límites será sancionado, como pasó con el Everton.

Chelsea necesitará vender jugadores para evitar sobrepasar esa barrera, a la vez que debe evitar más gastos innecesarios, si quiere ajustar sus finanzas. A raíz de esto, la salida de Pochettino resulta casi imposible, al menos por decisión de la directiva, puesto que destrozaría las finanzas del club.

Ahora bien, el Chelsea atraviesa una situación crítica también en lo deportivo, con las mencionadas goleadas que recibió esta última semana y un Pochettino que jamás ha podido encontrar el equipo y el funcionamiento.

Más allá de tener por delante la final de la Carabao Cup, en la cual no será favorito ante Liverpool, el Chelsea se encuentra undécimo en la Premier League, fuera de toda posición de copas europeas.

En caso de no subir hasta el séptimo puesto de la tabla, los Blues no disputarán torneos internacionales por segundo año consecutivo, lo cual no condice para nada con su rica historia futbolística en este siglo.

En la última conferencia de prensa, Poch destacó que la directiva lo apoya: “recibí un mensaje de los propietarios después del partido ante Wolves. Estamos todos juntos en esto”, destacó.

Lo cierto es que, si no lo estuvieran, sería un problema enorme en lo financiero, así que buscarán dar vuelta lo deportivo con los mismos actores, para evitar un dolor de cabeza en los despachos. (D)

Compartir esta noticia

Facebook
Twitter
Scroll al inicio