DestacadoPolítica

Manuales y logística, aún pendientes del CNE para llevar a cabo el debate presidencial

El pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) aprobó en un reglamento las líneas generales para realizar el debate electoral entre los 16 candidatos a la Presidencia de la República, pero aún se desconocen las especificidades técnicas y logísticas para su organización.

Por primera vez, el próximo 17 de enero, el CNE deberá transmitir en medios de comunicación de forma obligatoria un ‘Debate presidencial’ con los candidatos inscritos, quienes expondrán sus propuestas de gobierno, para solucionar problemas estructurales y coyunturales, «evitando los discursos abstractos o ambiguos», cita el reglamento.

A diez días de que se cumpla ese hito del calendario electoral, el CNE aún no resuelve si el debate será en un solo día o dos, por el número de candidatos presidenciales inscritos (16), y si durará tres horas o menos.

En este evento no habrá público presente, aunque hasta ayer se desconocía el lugar en el que se realizará, la hora, la locación, el aforo, los protocolos que se seguirán, ni el lanzamiento de la etapa de diálogo con las candidatos.

El reglamento se aprobó la noche del 5 de enero por unanimidad, y debido al poco tiempo que tienen para organizarlo, los consejeros resolvieron que el manual -que será la base para poner en práctica esta herramienta- y los protocolos, los apruebe por «esta vez» el coordinador de Desarrollo de Productos Informativos y Servicios Electorales.

En este lapso, también deben conformarse dos comisiones: la Comisión Interna de Debates Electorales (CIDE) y el Comité Nacional de Debates Electorales.

El primero está integrado por delegados de los cinco consejeros y tiene funciones administrativas.

Pero el Comité tendrá hasta cinco miembros provenientes de instituciones académicas, de organismos internacionales, de la sociedad civil o de colegios profesionales. Sus sugerencias no tendrán carácter vinculante.

Hasta ayer se desconocía quiénes serán los escogidos, pero apenas se los posesione deberán «generar espacios con los candidatos a los debates electorales y construir consensos».

Además, deberán asesorar al Consejo en metodología para seleccionar los temas de interés, colaborar en la organización y la selección del moderador.

Este moderador deberá tener formación en áreas de comunicación y trayectoria en conducción de debates electorales y capacidad para manejar inconvenientes o imprevistos.

Para evitar inconvenientes entre los aspirantes a Carondelet, se decidió que el orden de aparición entre los candidatos en las gráficas se haga por sorteo público con la presencia de un notario.

De igual forma, el orden de ingreso y su ubicación en el escenario, así como el orden de exposiciones en cada sección del debate.

En este primer debate se abarcarán entre dos y cuatro temas, y se basarán en los planes de trabajo de los aspirantes presidenciales que deberán ser «realistas, medibles, incluyentes», relacionados como las problemáticas nacionales e internacionales.

La organización no gubernamental Grupo Faro asesoró al CNE en la elaboración de este documento, y su directora, Ana Muñoz, resaltó que se tomaron en cuenta estándares internacionales y principios para asegurar la pluralidad e igualdad.

Aunque Muñoz advirtió que la construcción del manual requería al menos un mes para implementarlo, pues se necesitaba la participación de los candidatos y organizaciones políticas. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba