Manchester City no pasó del empate con Newcastle y perdió la chance de ser líder

Por la tercera jornada de la Premier League, Manchester City no pudo pasar del empate frente a Newcastle, en St James’ Park, y quedó a dos puntos del líder, Arsenal. Almirón, Wilson y Trippier convirtieron para el local, mientras que Gündoğan, Haaland y Bernardo Silva anotaron para la visita.

Los Citizens abrieron la cuenta rápidamente, a los cinco minutos, desde los pies de Gündoğan. El turco nacionalizado alemán capturó un rebote tras un centro de Riyad Mahrez y puso el primer gol del partido. A los 15′, los dirigidos por Pep Guardiola se arrimaron nuevamente al arco defendido por Nick Pope. Una gran jugada colectiva finalizó con Haaland dentro del área, aunque el noruego malogró la ocasión de ampliar la diferencia.

La respuesta de las Urracas llegó mediante el desequilibrio de Saint-Maximin. El francés encaró por izquierda y ejecutó un fortísimo disparo que fue despejado por Ederson. Un aviso de lo que sucedió minutos después. A los 27′, el extremo galo penetró por el carril izquierdo y tiró un centro exacto para la llegada de Almirón, quien empujó la pelota y emparejó las acciones. Pese a un chequeo inicial vía VAR, el tanto fue convalidado.

El conjunto de Mánchester persistió en la búsqueda de ponerse en ventaja, pero sufrió un duro golpe: en el contraataque, Saint-Maximin ingresó en el área rival y asistió a Callum Wilson, quien definió ante la salida de Ederson y dio vuelta el encuentro.

De regreso en el complemento, a los 51′ fue Haaland quien controló en el borde del área chica y disparó con derecha. El arquero, ayudado por el palo, despejó el disparo, el cual derivó en un contraataque y posterior falta a Saint-Maximin. Kieran Trippier colgó el tiro libre en el ángulo y puso el 3-1 para el local.

Sin embargo, el City demostró en una ráfaga de minutos por qué es el actual campeón del certamen: a los 60′, el ingresado Bernardo Silva tiró un centro que, luego del rebote, derivó en el Androide, quien descontó para la visita.

Y tres minutos después apareció la jerarquía y creatividad de Kevin De Bruyne. El belga metió un fantástico pase entre líneas para Silva, quien definió con tranquilidad ante la salida de Pope y emparejó las acciones.

A pesar de la insistencia del equipo de Guardiola, el cerrojo defensivo de Newcastle, que se replegó luego de la igualdad, no pudo ser desarmado por su adversario y el partido finalizó con una unidad para cada lado.(D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba